lunes, 26 de diciembre de 2011

José Pablo Feinmann y el kirchnerismo

Vayamos al hueso de esta nota, porque quien no haya leído "consecuentemente" a José Pablo puede sentirse desconcertado frente a algunas de sus declaraciones: Feinmann no dijo nada que no haya dicho ya en repetidas oportunidades, y hasta de manera repetitiva, en intervenciones orales y escritas previas. Una aclaración más, ya que no se coloca en el lugar del militante: siempre, aún cuando era consultor de Kirchner, se reservó la distancia para, según él, poder observar y analizar la realidad sin el condicionamiento de la subordinación a la estrategia que Kirchner en aquel momento, o Cristina ahora, liderara.

Ricardo Carpena, el periodista de LA NACION, afirma al finalizar que es un lector "consecuente" de JPF pero que le sorprendió que José Pablo no le recitara los diez mandamientos K o no lo retara por trabajar en un medio "enemigo". Si se sorprendió es imposible que sea un "lector consecuente". Una de dos: miente acerca de su sorpresa o miente que es un lector consecuente. De cualquier manera, demeritúa su rol como entrevistador.

La entrevista, como no puede ser de otra manera en LA NACION, es claramente tendenciosa: "Siempre me llamó la atención que los Kirchner quintuplicaron su patrimonio en apenas cinco años", "También hay una Justicia funcional al poder y una virtual ausencia de organismos de control". Eso no lo dijo Feinmann: así preguntó Carpena, convirtiéndose casi en el entrevistador entrevistado. Feinmann, convencido de que el rol del intelectual es cuestionar (y es legítimo que así lo crea), aprovecha para, desde su feinmannismo, remarcar su feinmannismo. Es decir: para poner énfasis en la distancia que él establece respecto del proceso político. Legítimo también: JPF aspira a ser considerado por la historia como un pensador de la Argentina, no del peronismo o el kirchenrismo únicamente, aunque ambas categorías expliquen en buena medida nuestro pasado y presente.

Como ocurre siempre, uno puede estar de acuerdo y en desacuerdo con las opiniones de los demás, aunque el otro sea un maestro como JPF. Enumeremos las coincidencias primero (lector, podés saltar directamente a las disidencias, si querés): la visión acerca del tercer Perón, la tesis de que la violencia desatada por la oligarquía (y la Iglesia y el Ejército, subordinados todos a la política exterior del Departamente de Estado norteamericano) a partir del '55 contra el peronismo -y no sólo contra el aparato peronista sino, fundamentalmente, contra el pueblo peronista- es la que determina luego la violencia irracional que derivó en el genocidio de la última Dictadura cívico-militar. JPF lo resume así: "El fondo de la cuestión es que ya era tarde para todo. Perón había demorado mucho su regreso, pero no por su voluntad; el gran error del Estado antiperonista que se desarrolla desde 1955 hasta 1973, en que asume Cámpora, fue prohibir a Perón durante 18 años, en una actitud absolutamente antidemocrática en nombre de la democracia. Si Perón hubiera vuelto en el 64 no hay guerrilla, ni miles de muertos, ni tanto odio en el 73".

Coincido también en su juicio negativo acerca de la lucha armada. Claro que una vez conocido el resultado es simple llegar a esa conclusión, y esa es una salvedad que Feinmann no hace y yo sí. La deconstrucción que hace del foquismo y del Che me parece muy acertada, y me consta que muchos, luego de la Revolución Cubana, planteaban lo mismo. Cristina a la izquierda de Kirchner también es un acierto. Hasta el mismo Néstor Kirchner lo decía.

Vamos entonces a los puntos de disidencia. Leer al sindicalismo de hoy desde el cristal del sindicalismo combativo de los '70 es un error. El mismo error en el que incurre la prensa opositora cuando califica al kirchnerismo de montonerismo aggiornado o menemismo con DD.HH. También pensar que la CGT puede llegar al PEN como un peronismo "autoritario" o "acuartelarse" (un término castrense) es una soberana tontería. Perdoname la dureza, Feinmann. Lo decíamos hace poco además: la CGT está lejos todavía de sacar un Lula de la galera.

Más naïf me parece su apelación a la caridad como solución a los problemas estructurales de la Argentina. Cuando dice: "yo no entiendo cómo los muy muy ricos no se dan cuenta de que tienen que ceder algo de su riqueza para vivir más felices", enuncia una gran verdad; pero luego la aproximación a una especie de caridad tipo Cáritas, de Cristina Kirchner cediendo diez millones de dólares para crear un barrio en tal lugar, revela una incomprensión indigna de Feinmann y más parecida a la de mi tía Eduvigues (o Martín Caparrós, ¿por qué no?): los problemas de distribución de la riqueza en la Argentina son estructurales y, por lo tanto, deben ser solucionados de manera estructural y no mediante apelaciones tontas e individualistas a la solidaridad o beneficencia. Me recuerda al modelo que imperaba en las provincias a finales del siglo 19 y principios del siglo 20: de familias ricas que hacían beneficencia y eran, por lo tanto, queridas por el pueblo que seguía igualmente en la miseria.

Sigamos. Insistir, una vez más, con una remake de transversalidad (romper con el peronismo), cuando ya la realidad probó que la peronización no sólo le permitió al kirchnerismo bancar la intentona golpista sino ganar cómo se ganó en octubre, no puede ser sino obcecación: él se lo había recomendado a Kirchner, como una suerte de nuevo tercer movimiento histórico quizás. La crítica a La Cámpora me parece poco constructiva también: ocupar espacios de poder es lo que permite incidir efectivamente en la realidad. Basta ver la desesperación republicana para entender que hacer que los resortes del Estado respondan a un ideario nacional, popular y latinoamericano es un camino a transitar siempre. Pero si eso no bastara, la experiencia de la JP en los '70 y de la Coordinadora en los '80 están ahí para señalar lo acertado de la decisión.

A modo de conclusión, tan sólo remarcar lo expuesto en el párrafo inicial: cualquier lector de Feinmann ya había leído antes los conceptos que el filósofo virtió en LA NACION. Y su posición respecto al kirchnerismo se entiende desde su lugar de militancia filosófica y no política: Kant y no Kirchner.

* Addenda: algunos recomiendan por estas horas esa carta de Kirchner a José Pablo, quizás como una manera de responder con la misma moneda a ese "alejarse" del filósofo. Yo prefiero recomendar esta entrevista de Contraeditorial a Feinmann, de febrero de 2010. Les permitirá observar cómo la coyuntura y el medio permiten expresiones diferentes, pero siempre dentro de su misma y siempre interesante línea feinmanniana.

37 pusieron huevos y comentaron:

Moscón dijo...

El hacia apología del peronismo,así como Enrique Vásquez lo hacía del radicalismo,en sus habituales columnas de la revista Humor.
Luego JPF explicó que no iba a publicar mas sus cotidianas arengas políticas decepcionado por los emergentes referentes del peronismo de ese momento(se vio venir el menemato),y a partir de ahí mantuvo simpatía por el movimiento pero a una prudente distancia.
En una palabra,se sitió forreado.

Sergio De Piero dijo...

Carpena me parece un periodista flojo de papeles, o en todo caso, pregunta para sus lectores lo que no está mal si queres que sigan comprando el diario.
Feinmann, tiene el ego demasiado grande.

Juanro dijo...

Creo que en la parte de los 10 millones de Cristina no lo plantea como una solución si no como un gesto; me parece entender que no le molesta (y no tendría por qué molestarle, en todo caso) que N&K sean "ricos" si no que no aclaren de manera pública y fuera de toda duda el origen de su riqueza, y en ese mismo sentido es que reclama quizás ese gesto. No es que comparta yo esa visión, ¿por qué habrían de justificarle a el su riqueza? pero me parece que tiene un matiz esa parte de lo que dice.

Javier dijo...

Con repecto a la idea de la transversalidad creo que no es algo que solo dice JPF , somos varios los que creemos que debe construirse una opción superadora de las viejas estructuras que nos llevaron al quese vayan todos o sea PJ y UCR y Maria pia Lopez dice lo mismo que Cristina va a buscar independizarse de las estructuras para conformar un kirchnerismo kirchnerista y la parte del PJ ( cáscara vacía cómplice de lo peor de Argentina ) va a ir cediendo su lugar a nuevas generaciones de kirchneristas niños bien . Coincido que puede errarle en calificar a la CGT con lentes de los 70 , igual califica bien lo que es Moyano si tuviera el poder de Cristina . Y creo que el gesto que pide es la reforma trobutaria que estamos esperando para tener un país mas igualitario los ricos tienen que pagar mas impuestos

Gato dijo...

Muy bueno Ricardo...adhiero completamente. Abrazo!

Ricardo dijo...

Moscón: no se si se sintió forreado, porque, al fin y al cabo, no creo que eso explique su posicionamiento. Quizás antes que forreado, decepcionado al ver la cuestión en perspectiva. Pero es interesante eso que decís del menemismo. Yo no se si alguien podría haber previsto que Menem se iba a ir con los yanquis, porque antes decía todo lo contrario.

Sergio: sí, la entrevista se despercidia en la búsqueda de titulares. Les sirve a los de LA NACION, pero me parece que, contra lo que dice, Carpena sabía bien lo que iba a decir Feinmann ante algunas consultas. JPF podría haber previsto eso, ¿no?

Ricardo dijo...

Juanro: coincido en parte. Sí creo que lo enuncia como un gesto, pero aún así es bastante naïf: mirá vos si durante el menemismo Soldati y Fortabat hubieran donado un barrio cada uno: ¿eso hubiera evitado 2001?

Además, no creo que a los militantes les joda que CFK tenga guita. Si, al fin y al cabo, esto no es la revolución rusa sino un capitalismo más humano. Nada más y nada menos.

Ricardo dijo...

Javier: lo de la reforma tributaria es un deseo tuyo y no algo que Feinmann diga en la entrevista, je.

Yo no creo que el kirchnerismo sea posible sin peronismo porque creo que el kirchnerismo es efectivamente peronismo. Tampoco se qué te asegura que sin las estructuras del PJ o la UCR se puede hacer efectivamente algo, porque los partidos políticos son el sostén del sistema democrático y, fuera de esos dos, las otras expresiones son pequeñas.

Además, Moyano no podría ocupar el PEN. Es decir: no puede tener el poder de Cristina. Tiene poder de presión. Y no poco. Pero tampoco más. Entonces, esa tesis de Feinmann es innecesaria. A menos que quiera señalar la incongruencia de que sectores del establishment le palmeen la espalda al Hugo, que los haría pomada si tuviera el poder de CFK. Pero no estoy seguro de que quiera decir eso.

Gato: gracias.

¡Abrazos!

Anónimo dijo...

Demasiada susceptibilidad para mi gusto si lo que desea es pensar los fenómenos políticos desde el campo popular. JPF dispara, y lo hace muy bien.. es un excelente entrenamiento para un par de generaciones que no tuvimos la oportunidad, ni el escenario, ni la voluntad para hacerlo.

Sala

Amanda (desencuentros) dijo...

Hoy escuché a Feinmann llamado por Víctor Hugo Morales, contrariado por los titulares que tomaron frases suyas sacadas de contexto, cosa que es comuún y esperable de todo aquél que se preste a reportajes en La Nación o Clarín. Debería haberlo previsto. Leo a Feinmann hace mucho tiempo atrás y estoy muy de acuerdo con el análisis de Ricardo.

rinconete dijo...

Coincido con el post.
Y creo que el gran problema de la entrevista es la pereza del entrevistado.
Sin duda que la riqueza de nuestros gobernantes genera una tensión con su función. Pero en un país cuya capital está gobernada por un millonario y que tiene como vecino a un presidente multimillonario, el tema podría ser tratado de manera más amplia para despegarlo del comentario de cola de verdulería. La mención a la deseable caridad de los ricos es penosa. Justamente lo que necesita la Argentina no es de la caridad de los ricos sino de distrubución de su riqueza vía impuestos (a la renta financiera, a la herencia...).
Pero en el fondo lo más perezoso es ese lugar común de independencia intelectual, que no podría ser compatible con la pertenencia a alguna organización. Pensar le está vedado a quienes forman parte de un colectivo. Gramsci y Raymond Aron se dan vuelta en sus tumbas.
Como a vos, me gustó la crítica al tercer Perón. Me hizo pensar a un comentario que hace Verbitsky en la entrevista que le hizo Fontevecchia:
"Si vos comparás al Perón del ’74 con la Cristina de 2010 es exactamente al revés de lo que dice Verón. El Perón del ’74 es expulsivo, intolerante, exasperado. Y la Cristina de 2010 es inclusiva. Depende de momentos. Hay un tiempo para cada cosa."

Un abrazo,
r.

Ricardo dijo...

Sala: es cierto que un par de generaciones no tuvieron la oportunidad o el escenario para pensar. Digamos que fue una enseñanza de la dictadura que entró con sangre y que costó (y seguramente aún cuesta) desterrar. Pero no me parece que el post peque de suceptibilidad. He leído más suceptibles.

Amanda: gracias. Sí, no podía esperar que fuera distinto. No creo que tenga mucho sentido patalear luego de regalar los titulares. Claro que para evitar hacerlo debería haberse corrido de su lugar, cosa que no iba a hacer tampoco.

Ricardo dijo...

rinconete: lo que decís de la pereza del entrevistado es lo que le decía a Sergio. Me resulta difícil pensar que JPF subestimó la entrevista pero no encuentro otra explicación.

Respecto a la posición de intelectual independiente, puede que sea como decís, pero el no se define como peronista ni como kirchnerista, sino como feinmannista. Entonces, no creo que le esté escatimando a nadie desde qué lugar habla. Sus posiciones de izquierda y su referencia permanente en "Peronismo" a Milcíades Peña también hablan desde qué lugar piensa.

Abrazos a todos.

Comandante Cansado dijo...

Excelente, Ricardo, muy claro (no lei la nota así que me sirvió para entender la polémica).

elsudacarenegau dijo...

Ricardo: en el programa Tinta Roja que conduce Cynthia Ottaviano en Radio Nacional, comentaron las diferencias de la nota entre la edición web del diario y la de papel.
Me enteré ahí de la cuestión, porque todavía no soy capaz de leer el diario de los Mitre, aunque Ud. diga que allí se escribe muy bien. (debería hacerlo, pero tengo lecturas atrasadas más interesantes y poco tiempo)
La edición web está distorsionada al punto de agregar frases que cambian el sentido.
Así que no opinaré sobre lo que ignoro. Solo quería que sepa esto.
Comparto su gusto por Feinman, (el bueno).

Daniel H. Olivau dijo...

1. Creo que JPF es un tipo para leer y para pelearse con él. No como los lectores de Sarlo que aceptan cualquier cosa. El ejercicio que Ud. hace es el recomendable para los lectores "consecuentes" de JPF.

2. Cuando JPF va a La Nación, sabe que lo "usarán" Pero ya le dijo a Néstor que no servía de nada que solo lo leyeran en Página/12, sino que tenía que mantener cierto estatus crítico y polémico para poder tener un mayor alcance. Es como, sin comparar plumas, como cuando Tenenbaum escribe en Tiempo.

Los lectores consecuentes de La Nación leyeron a Feinmann, y eso no es poco.

Disfruten el viaje.

Ricardo dijo...

Se agradece, Comandante.

Sudaca: mirá vos, no tenía esa info. ¡Sunescándalo! LA NACION hace usufructo del libertinaje de prensa.
¿Tenés ideas qué frases agregaron?

Daniel: si me critico a mí mismo (muy, muy de vez en cuando, je) no lo voy a criticar a Feinmann...

Sí, es un avance que ahora algunos le presten atención a Moyano o lean alguna declaración de JPF, pero es circuntancial. Mañana se habrán olvidado. Aunque sí, a alguno puede quedarle rebotando en alguna neurona alguna idea.

Abrazos!

Javier dijo...

Copio aca una opinion que me dejo una compañera en mi muro de facebook

Jaen Oliveri
Es curioso. Feinmann siempre cita Las manos Sucias, de JPSartre. Es la primera y última forma que tiene un intelectual "inorgánico" de acompañar a los gobiernos de Nestor y Cristina. En las manos sucias el antiheroe de la obra es el "Intelectual" que cita feinmann, que no es un intelectual estrictamente, cuya misión es asesinar a un político de izquierda que quería transar con sectores de centro-derecha en pos de la gobernabilidad (feinmann lo sustituye por "corporación" en general). Termina siendo ultimado, pero el sector intransigente que lo manda a matar realiza la misma alianza pero en peores condiciones ya que perdió tiempo y dejo que la derecha se re-organizara. Creo que Feinmann tiene una gran ambivalencia. EL no puede mancharse, pero sabe que ALGUIEN tiene que hacerlo. No comparto todo lo que dice, pero si creo que hay que leerlo y tomar algunas notas.

Pablo D dijo...

El tema es que Feinmann maneja bien lo que es la construcción popular de poder en la teoría pero no en la práctica. Porque es sencillo: si a todo esto que él elogia del kirchnerismo como proceso histórico le sacás el peronismo; o mejor dicho, esa parte de pejotismo que él critica: ¿qué le queda de poder a CFK? ¿Sabbatella? El día de los inocentes es mañana, vamos.

Abrazos, Richard. En mi blog ya te contesté a tu comentario sobre el post Papel Prensa. Fijate. Y disculpas por la demora, es el alcohol de las fiestas, ¿vio? Hoy salgo con Emanuel Gall para el programa de radio que hace ahí en Tucumán. Después te paso el link. Abrazo.

Martín Espinosa dijo...

Tal cual Ricardo. Feinmann no dijo nada demasiado novedoso para los que lo vemimos leyendo. Yo en particular lo banco mucho. Leerlo a él me ha hecho mucho más kirchnerista que leer a "El argetino", por poner un ejemplo de un medio que jamás le cuestionaría ni un minímo detalle al gobierno.
Leí algunos comentarios, en blogs, twitter, que lo tratan de "pelotudo", como si estuvieran hablando de Majul. Me parece que hay que parar un poco la pelota, entiendo que la cosa esté aburrida sin oposición real, pero salir a matar a un tipo que bancó incondicionalmente en tiempos difíciles...es pifiarla bastante.
Además, ahora somos todos psicólogos y evaluamos egos sin pudor alguno.¿Qué diferencia hay entre quienes critican a Feinmann por su "ego" y quienes critican a CFK por su "soberbia"?

Un abrazo y buen año.

Casta Diva dijo...

Ricardo, el suyo es el mejor posteo que he leído sobre esta cuestión de Feinmann. Usted ha dicho lo que yo pienso sobre esta entrevista, sobre todo con respecto a las críticas de JPF a La Cámpora.

LOS ESPACIOS DE PODER HAY QUE OCUPARLOS ANTES DE QUE LO HAGAN OTROS, SI SE QUIERE LLEVAR ADELANTE UN MODELO DE PAÍS, HAY QUE TENER PODER Y HAY QUE ESTAR PREPARADO PARA DETENTARLO. Si no, nos quedamos en los cafés de la facultad tratando de "cambiar al mundo".

Mabel dijo...

Cuando uno esta de acuerdo en lo macro ,puede criticar lo micro. Alguien q sostiene una mirada critica como JPF sin sucumbir al embeleso q nos provoca "Ella "esta bien y es ir por más .
Lo de la riqueza de los K es una cuestion menor con la q rompen los opos en las mesas familiares(eso y las carteras Luis Vuitron)Ahora bien
porq pasó a la historia Illia ??Por terminar su mandato tan pobre como empezó porq renunció a su pension de por vida de expresidente y siguio trabnajando como médico Un gesto .UN GESTO
(Hay otras cosas q tienen q ver con la educación o la cultura q no estamos mejorando y de la q aun no hemos empezado a hablar )

Udi dijo...

http://udi414.blogspot.com/2011/12/veto-la-ley-antiterrorismo-ya.html

rinconete dijo...

Mabel
Sobre Illia hay un muy buen texto de JPF que lo incluye:

“Todos: los gorilas como Aramburu y Rojas, los “inteligentes” y pactistas como Frondizi, los sumisos e insignificantes como Guido, los buenos y dulces como Illia, los brutos y los toscos como Onganía, los caidos del cielo, los alien como Levingston y los furiosos negociadores como Lanusse gobernaron en medio de la ilegalidad constitucional. En medio de la proscripción de las mayorías. Son los grandes culpables de la violencia. Los que la generaron desde el sofocamiento de la libertad social y política.”

Me parece muy bueno lo de "bueno y dulce".

Saludos,
r.

Anónimo dijo...

FEINMANN FUE ESTRELLA DE TN UN PAR DE DIAS, MI TIA GORILA DIRA "VISTE NENE, SI LO DICE EL, QUE ESTA AL FAVOR DE CRISTINA..." Y POCO MAS... LO CENTRAL ES PREOCUPARNOS POR SI EL GOBIERNO REALMENTE CREE QUE SE PUEDE DESHACER DE LA CGT SIN COSTOS SEVEROS, SI LA LEY ANTITERRORISTA ERA NECESARIA Y SI LOS ERRORES QUE POR ESTOS DIAS SE ESTAN COMETIENDO EN EL CONICET, POR EJEMPLO, EXPULSANDO CALIFICADOS INVESTIGADORES , EMPEZARAN A SER MONEDA CORRIENTE. EL RESTO ES HOJARASCA.- SALUDOS.-PABLO, EL BOSTERO.-

Anónimo dijo...

FEINMANN FUE ESTRELLA DE TN UN PAR DE DIAS, MI TIA GORILA DIRA "VISTE NENE, SI LO DICE EL, QUE ESTA AL FAVOR DE CRISTINA..." Y POCO MAS... LO CENTRAL ES PREOCUPARNOS POR SI EL GOBIERNO REALMENTE CREE QUE SE PUEDE DESHACER DE LA CGT SIN COSTOS SEVEROS, SI LA LEY ANTITERRORISTA ERA NECESARIA Y SI LOS ERRORES QUE POR ESTOS DIAS SE ESTAN COMETIENDO EN EL CONICET, POR EJEMPLO, EXPULSANDO CALIFICADOS INVESTIGADORES , EMPEZARAN A SER MONEDA CORRIENTE. EL RESTO ES HOJARASCA.- SALUDOS.-PABLO, EL BOSTERO.-

Ricardo dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Más tarde, si puedo, voy a responder uno por uno.

Abrazos.

Ricardo dijo...

Javier: no leí a Sartre, así que muy interesante lo que dice tu compañera. Comparto que hay que leer y tomar nota de lo que dice. A mí me encanta el epílogo de La Sangre Derramada y Filosofía y Nación.

Pablo D.: ¡qué grande! Espero el link.

Y sí, ¿qué hubiera sido del gobierno en 2008 o 2009 sin la banca del sector mayoritario del peronismo?

Martín: interesante comparación. Me parece que no hay tanta diferencia. Y yo también prefiero leer a JPF antes que algunas otras cuestiones. Pero no personalizaría en El Argentino. Algún papel, como los blogs, cumplió también, ¿eh?

Ricardo dijo...

Casta Diva: muchas gracias. La militancia de café es bonita, pero la misma Cristina dijo en el Luna Park que el espacio que no ocupa un compañero lo ocupa otro y con otras intenciones. Eso, la Conducción lo tiene clarísimo.

Mabel: coincido. Educación y Salud me parecen buenas opciones para no hacer, precisamente, sintonía fina.
Respecto a los gestos, me remito al post: están muy bien pero no cambian efectivamente nada de lo estructural.

Udi: ando dedicándole poco tiempo a la lectura, pero a vos te leo siempre.

rinconete: ¡buenísimo! Firmamos al pie.

Ricardo dijo...

Pablo: está muy bien lo que decís. No creo que nadie quiera "deshacer" la CGT. Sobre la Ley Antiterrorista no opiné acá, pero sí dejé mi impresión en algunos blogs: me provoca recaudos, sobre todo por los jueces con los que contamos, pero no creo que sea intención del Estado criminalizar la protesta. Es uno de los pilares del kirchnerismo.

Eso sí, ojo, porque hasta Ollanta en Perú y Dilma en Brasil están avanzando en cuestiones estructurales que colisionan con los derechos de pueblos originarios o colectividades de algunas regiones. Yo estoy a favor de la ecología, pero no soy un "ecologista", creo que a veces es necesario alterar el medio ambiente, siempre tomando todas las medidas adecuadas. Si fuera por preservar el medio ambiente, la humanidad no debería haber industrializado los cultivos, para el caso.

En elblogdelfusilado.blogspot.com hay buenos artículos acerca de la minería y la agricultura. Los recomiendo.

Ahora sí, abrazos.

Enrique2 dijo...

Feinmann se fue al carajo. Patinó mal. Ya salir a decir que La Nación te sacó de contexto es de un candor pavote, y encima repetir textualmente el título que estás negando en la misma nota en que lo negás, no tiene precio (?)Pero lo que ya no le banco es que, después de que haya salido a aclarar que no dijo lo que en realidad dijo, La Nación pueda titular: "Que Néstor y Cristina hayan afanado me molesta, pero eso no arruina lo que hicieron". Es una muestra de un señoragordismo impactante.

Ricardo dijo...

Enrique: sí, candor pavote puede ser, pero no creo que eso signifique irse al carajo. O por lo menos sólo con un pasaje de ida, je.
Se comió el verso del "roban pero hacen" sin necesidad de prueba alguna. Y eso está más allá de que uno sea filósofo o venda biromes en los colectivos.

Saludos.

Enrique2 dijo...

Disculpe Ricardo, pero yo creo que Feinmann se excedió. Sobreactuó su independencia y pasó algunos límites. No debe haber organización política, económica o social que tolere que un aliado llame "chorros" a sus líderes sin hacerle pagar las consecuencias, sin que importe la verdad o falsedad de la afirmación. Y me llama la atención que justo un filósofo no sepa eso, que es sabido hasta por el cadete más raso. Lo que lamento es que sospecho que Feinmann se va a terminar yendo del kirchnerismo sin querer, de puro bocón nomas...

carlos dijo...

¡Que bueno! cuantas miradas sobre un mismo tema, es encantador!...Pero saben que? El mismo Feinmann a todo esto lo llama "la cloaca de internet".
A mi me parece que don Feinmann buscó promoción barata y le está saliendo cara.
Saludos.-

Ricardo dijo...

Enrique: puede que haya sobreactuado. Es lo que digo en el post, pero no creo que eso invalide a Feinmann.

Aquí está su descargo, hoy, en P/12:

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-184316-2011-12-28.html

Carlos: oiga, no me tire abajo el blog, que acá no sólo intentamos ser respetuosos y debatir ideas (como la gusta a JPF) sino que, además, pretendemos no agredir con la prosa, je.

Y dicen que cualquier promoción, sea buena o mala, es promoción.

Saludos.

Enrique2 dijo...

Una última cosa y no molesto más. Ricardo Carpena hoy en LN, haciendo leña del árbol caído:
http://www.lanacion.com.ar/1436184-conmigo-no-feinmann

Ricardo dijo...

Enrique: pero moleste todo lo que quiera, que para eso están abiertos los comentarios.

Gracias, porque no pasé hoy por lo de don Mitre...