domingo, 18 de diciembre de 2011

Recuento bloguero I (de IV).

A modo de cierre bloguero, vaya un resumen de los acontecimientos que, para este blóc oscuro, parsimonioso y ultrakunkelista, fueron importantes durante este 2011 que ya se acaba, se termina, se va, para dar inicio a un 2012 que estará, ¿cómo no y una vez más?, cargado de amenazas de fin del mundo y cataclismos similares.

1. Enero: de vacaciones por Perú, analizamos el inicio del proceso electoral que, luego en junio, finalizó con la designación de Ollanta Humala como nuevo Presidente peruano. En ese momento, Toledo partía con ventaja y el establishment pensaba que las opciones de los "extremos" ideológicos (al decir de Vargas Llosa), Keiko y Humala no tendrían chances. Como acá, también la tenian clarísima, ¿eh?

2. Febrero: todavía giraba en el aire ese debate de fines de 2010, alrededor de progresismo y peronismo. La prensa opositora, mientras, soñaba con que Scioli intentara disputarle la candidatura a Cristina. Cristina mantenía el hermetismo pero se descontaba que se presentaría con amplias chances de ser, como luego sucedió, reelecta. Se preparaba, en consecuencia, el escenario electoral y la reunificación del peronismo en Santa Fe era una de las cuestiones que dividía aguas entre los peronistas y no peronistas kirchneristas. A fines de mes Diana Conti agitó aquello de «Cristina eterna» y aquí le dimos para que tuviera. Hoy es presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales. Valió la pena, parece.

Ya en febrero decíamos, además, que el arco opositor había fallado en constituirse como opción de poder y que su estrategia de reemplazo de un PEN que no cedía ante las demandas de las corporaciones económicas por otro más amable, antes por vía de la destitución que por la opción electoral, podía ser considerado su error primigenio. Concluíamos que se trataba «de una derrota simbólica del arco opositor, que no pudo o no supo construir una alternativa de poder capaz de ocupar alguna posición en el eje izquierda-derecha ni tampoco erigirse como una fuerza capaz de generar expectativas y satisfacer demandas. El oficialismo, en cambio, supo satisfacer demandas ligadas tradicionalmente con un ideario de izquierda (la cooptación de banderas), a la vez que encausaba satisfactoriamente el rumbo económico, generando expectativas optimistas en una gran mayoría de la población».

3. Marzo: el 1ro. Cristina abrió el año legislativo. Previendo un año poco movido en el Congreso (con el antecedente de 2010, el calendario electoral y, además, con el Grupo A ya convertido en Grupo ¡Ay!) les pidó a los legisladores opositores que no tuvieran miedo. Tuvieron miedo, nomás. Anunció, en ese momento, la extensión de la AUH para embarazadas y, de alguna manera, eso también formó parte del debate por el aborto.

Realizamos entonces una comparativa entre los salarios de los Presidentes de América y su relación con los salarios mínimos de cada país. Cristina y Argentina salían muy pero muy bien paradas. Contestamos, cortito, los ataques a La Cámpora y la convocatoria que los precandidatos opositores querían hacer a la militancia juvenil. De manera fallida, claro. Felipe Solá lo reconoció, al advertir que: «No tenemos juventud, no tenemos militancia, no tenemos intelectuales y no tenemos liderazgo».

Llegó el primer turno electoral y, lo que parecía un paseo para el radicalismo (y las oposiciones todas, claro, iba en el sentido de preanunciar la debacle de kirchnerismo), resultó en un triunfo fundamental para el FpV. Corpacci, contra todos los pronósticos, le ganó a Brizuela del Moral. Cobos y Sanz se fueron por la canaleta de la derrota y la tristeza. ¡La derrota y la tristeza! Para pelear los lugares comunes que esgrimieron como justificativo de la derrota opositora dijimos entonces que «pensar que los temas que preocupan en la CABA modelan el pensamiento nacional es presuntuosidad e ignorancia. El progresismo, el republicanismo y el ecologismo tienen poco clivaje como identidades políticas. En el NOA radicalismo y peronismo explican mejor la representatividad».

Luego nos ocupamos de la convocatoria a un paro general de Moyano, acá y acá. Llegaron después las bochornosas elecciones chubutenses, que resultaron en una derrota simbólica para el ¿peronismo? ¡federal! Como ahora, Clarín se subió sin empacho al "moyanismo", hasta que unos camiones le bloquearon la planta impresora. Analizamos las internas opositoras, nos reímos de Majul, desde Brasil Obama mandó a sus lacayos atacar Libia y luego hicimos un resumen de lo que significó su gira latinoamericana. El PRO quiso pasar un proyecto para regular los contenidos de la web y Nilda nos hizo el inmenso regalo de su libro.

La seguimos...

7 pusieron huevos y comentaron:

Mabel dijo...

Pasaron muchas cosas ..y aca estamos Increíble Q suerte q lo resumis

El Mostro dijo...

Y seguirán pasando...

profquesada dijo...

Amén.

Ricardo dijo...

Gracias y salút!

nilda dijo...

gracias por el sentido del humor, y por los huevos y las ideas!

Daniel H. Olivau dijo...

Para el último artículo de esta serie, la consolidación del autor de este espacio como un analista lúcido y ameno para leer en el universo digital del palo.

Disfrute el viaje.

Ricardo dijo...

Nilda, Daniel: abrazos.