sábado, 21 de mayo de 2011

Elogio a los bateristas

Algo tienen esos seres, por lo general los más imbéciles en cualquier banda -¡chan!, bien empezamos el elogio-, que mueve a la ternura. Quizás se deba al hecho de que -pobres- siendo músicos son los menos músicos de todos. A no preocuparse, bateristas, existen seres inferiores: los percusionistas. Ahí están los murgueros, para probarlo. Y ese amigo plomo, que sueña con ser estrella de rocanrol y de vez en cuando consigue subir al escenario para acompañar con la acústica.

Lejos está esto de ser una declaración de snobismo o superioridad musical. Guitarristas, pianistas, compositores, bajistas y hasta otros bateristas pueden dar fe de que los que baten parches, como integrantes necesarios de cualquier banda que quiera ser una, son de lo más insufrible.

- Vos te encargás de pegarle duro al laterío y te callás, que la música la hacemos nosotros (guitarrista al baterista).
- Pero miralo al coso éste... ¿por qué no le decís que la canción es tuya y se deje de joder? (¿ingeniero? de sonido al compositor y cantante en el estudio de grabación).

No seamos crueles, los bateristas también dicen sus estupideces:

- Che, ¿por qué no componés algo mejor, que eso que estás tocando es una mierda? (baterista al songwriter que mostraba la canción que había compuesto para su novia, recientemente muerta).

Estereotipo del baterista promedio...

Pero algo de hermoso, de mágico, hay en esos seres sudados que eligen encarar la música por el lado del ritmo y no de la melodía. Se trata tal vez de que usan esos palitos -baquetas- como extensiones de sus propios brazos y pueden ser así los más armónicos en sus movimientos arriba del escenario o en la misma sala de ensayo. Vean cualquier concierto: mientras el guitarrista se mueve como si estuviera recibiendo 220V y el cantante intenta infructuosamente imitar a la nena de El Exorcista, el baterista mueve sus brazos y cuerpo como si formara parte del ballet estable del Colón. Como si huesos, tendones, carne, baquetas y tambores fueran uno. En cambio, los bajistas, por lo general, son la fuente de inspiración de las estatuas vivientes que adornan cualquier peatonal que se precie de turística.

- ¿No podés moverte un poco? Al menos poné cara de que te gusta lo que estás haciendo porque... te gusta lo que estás haciendo, ¿no? (baterista al bajista).
- Seh... maomeno'... (bajista, siendo esa respuesta su mayor colaboración a la banda en años).

No puedo evitar mencionar que esas baquetas sirven para un propósito superior: son el triunfo de lo inasible del arte sobre lo mundano. El triunfo del córtex y el cerebelo por sobre las glándulas suprarrenales. La comunión perfecta entre lo animal y lo humano. Sí, es que el palo -y una baqueta es un palo evolucionado-, como herramienta, fue ideado antes que nada para golpear al adversario o matar a la presa. Una extensión del puño. Los hombres de las cavernas, dicen, saciaban sus bajos instintos luego de asestar un certero garrotazo a alguna fémina que excitara sus hormonas. He ahí, en los albores de la Historia, un propósito superior para "el palo". Los bateristas encontraron uno más elevado todavía, al encuadrar en el arte, en lo sublime, a ese elemento que otrora sirvió para partirle el cráneo al rival de turno o procurarse el mamut de todos los domingos. Alabado seas tú, entonces baterista, que transformas un instrumento de tortura en una manifestación de lo trascendental. Y que Eliaschev no me afane esta frase.

Estás advertido, Pepe.

En fin, este post es para vos, baterista. Aunque te haya gastado toda la vida y te haya amenazado siempre con reemplazarte por una máquina de ritmo: te quiero, tonto.

PD: odio a Fabiana Cantilo.

22 pusieron huevos y comentaron:

gato d dijo...

Ja ja buenísimo y te lo digo yo que mis amigos no me dejaron entrar a una banda porque no servía ni de baterista. Pensándolo bien, peor que un batero es un batero frustrado.

Ricardo dijo...

Insista, gato, que músicos virtuosos hay a patadas. Los que nunca sobran son los músicos que dejan el alma.

Un abrazo.

profquesada dijo...

Lindo tema tomaste Ricardo. El del Ritmo.
Sin él no existiría la música, de él nace, en él se asienta, de él despega.
Hasta las palabras tienen su ritmo escondido.
Cuando nace de lo profundo del ser humano es sublime en sí mismo. Uno queda en éxtasis con los ritmos tradicionales te llevan de viaje a la américa precolombina, al corazón de áfrica, al caribe, a la india, al al andaluz, al japón... y por alguna razón si te dejás llevar te resultan familiares.
Las aparentes limitaciones de la percusión las comparte el bajo, pero ambos instrumentos brillan casi siempre juntos en el jazz: Jaco Pastorious, Charlie Mingus, Art Blackey, Danilo Pérez. A mi personalmente me gusta muchísimo el trio de Keith Jarrett con Jack DeJohnette en bateria y Gary Peacock en bajo. Pero son inolvidables los Trios de Bill Evans (del que se dice que inventó la formación).
Disculpame la extensión, me enganché, un abrazo y arriba Filmushhhh-Tomada, jeje

Jazz dijo...

Jajajajajaaa, todavía me estoy riendo con los diálogos!!!
Ese tipo de cosas las he visto durante toda mi experiencia en bandas.
Los bateristas son un mal necesario, lo que los hace insoportables es esa compulsión a evitar el silencio, no te dejan ni afinar!!!!!!
Saludos!

Ricardo dijo...

¡Qué lindo comentario, profe!
Sí, bajo y batería son el alma de cualquier formación. Tan es así que no debe existir banda exitosa sin ese matrimonio en perfecta armonía.
No anduve mucho por la discografía de los que mencionás. En jazz siempre le presté más atención a los solistas.

Aguante el ladriprogreperonismoauténtico y un abrazo, je.

Anónimo dijo...

QUIZA POR MI PASADO DE GRAN ARQUERO(PRODUCTO DE LA FASCINACION QUE ME PROVOCABA EL LOCO GATTI Y NO POR SER EL PERRO QUE NO PUEDE JUGAR"AL MEDIO",ACLARO...)SIEMPRE RECUERDO UNA FRASE DE RICK WAKEMAN QUE DIJO QUE HABIA CAMBIADO VARIAS VECES DE MUSICOS PERO NUNCA DE BATERISTA"PORQUE ES COMO EL ARQUERO,SI ES MALO, ARRUINA AL MEJOR EQUIPO QUE PUEDAS FORMAR.."SALUDOS.-PABLO,EL BOSTERO.-

manuel el coronel dijo...

Yo tengo el gusto de haber sido un batero al que no le prestaban la bata las bandas con las que compartíamos escenario. Pedazo de maricones los otros bateristas, no hay nada que no pueda ser arrreglado con un cacho de cinta (?). El alma la dejaba, como verá compañero!

Ricardo dijo...

Jazz: supongo que de tanto llevar el tempo, se vuelven demasiado predecibles, je. ¡Son todos iguales, los bateristas! :P

Pablo: no quiero contradecir al gran Wakeman pero para mí, esa frase se aplica a los bajistas. Podés tener una buena o una mala banda, pero si el bajista es bueno, la cosa camina.

Amigo Manuel: jamás pondría en duda que usted dejaba el alma detrás de los tambores. Y me parece muy mal lo de los otros bateros: si hay algo que se comparte es la batería, che. Que cambien los platos, si quieren.

Abrazos a todos.

ram dijo...

No hace mucho, el tipo, el dueño de este bló, contaba exultante su peregrinación a la capital para ver el show de ¡un bajista!, sí, esos tipos tranquilos que toda banda tiene y que, con el de los tamborcitos hacen que suenen más o menos ordenadas.
Ahora viene a pegarles a esas buenas personas, claro, suelen ser los de bajo perfil (mirá si va a relajar al guitarrista de los Who, el coso viene y le revienta una Fender en el bocho y no sé si lo mata más del golpe que de la impresión de ver la guitarrita destrozada).
Lo lindo es que, dice, además de denigrar músicos, le gusta la política. ¿No era mejor, entonces, que se dedicara a las dotes de bailarín (entre Nureyev y Ricky Maravilla) o de cantante (a lo Freddie Mercury con paperas) de cierto jefe de gobierno, de cierta ciudad capital de Sudacalandia? - digo, para aprovechar (o seguir aprovechando) lo "rítmica" que se le puso la campaña al susodicho.
Una vergüenza, che.

Unfor dijo...

Ricardo; te recomiendo ver algunos videos viejos de The Who, cuando Keith Moon estaba vivo. Después me contás.

Ricardo dijo...

ram: el Macarni era primero trompetista y luego guitarrista. Agarró el bajo por una cuestión de necesidad y vaya si le pasó el trapo a varios.
Y le digo que si viene Townshend a partirme una Fender en el mate, me pego yo sólo a cambio de que me deje la guitarra autografiada.

Unfor: bateros grosos hay a montones. Esto fue para reirme un rato nomás. Aparte, para pegarle a mi hermano, que era el batero de mi banda, je.

Abrazos.

profquesada dijo...

aguante the whoooooo!
eran unas bestias creativas adelantadas.

El que no necesitaba a nadie que le marque el tempo era jimmy hendrix ese si que lo tenia dentro!

Y The Crimson otra onda pero que viaje. recuerdo Island. esa y the dark side of the moon las gastaba!

fucking época, no sabías que escuchar primero y en los 70 le sumabas a los brasucas que la estaban rompiendo.

Ya que se habla de percusión escucharon timbalada o oludum...mamita.

Veo que todos o casi han integrado bandas picarones. me alegro....

un abrazo y feliz campaña por la caba.

Unfor dijo...

Ricardo;
te recomiendo que lo escuches bien a tu hermano. Después me contás.

Ricardo dijo...

Profe: ¿qué quiere que le diga? Yo le envidio y les envidio a los que vivieron los '60 y '70 la música que salía como pan calentito. A mi viejo, escuchando a los Beatles por primera vez en la calle, frente a una tienda de LPs, una y otra vez La Vi Parada Allí (no era I Saw Here Standing There como ahora, je).

Unfor: toca una bocha mi hermano. Pero quilombero como todos los bateros, je.

Javier dijo...

Estab muy bien los bateros , pero yo me pregunto si la percusion estupidiza a los seres humanos y les impide razonar o escuchar , no entiendo la percusión en los actos politicos solo sirve para que no se escuche a los oradores y jodernos a todos , paso el primero de mayo en el acto de la CTA , pasaban un video de homenaje a Nestor y no paraban de tocar sus tambores , se les pedia que pararan pero parece que no entienden , en el acto de abuelas por los 10 años dela causa Noble frente a los tribunales tampoico paraban y no dejaban escuchar a Estela ni a los artistas

Cyual es el problema es cognocitivo ? Se puede erradicar la percusion para la salud de nuestros oidos

Abrazo

Unfor dijo...

Ya lo decía el General: -"Que se calle el del bombo".

Ricardo dijo...

Javier, Unfor: un acto político sin bombo es muy PRO, je.

Abrazos.

Otto Rock dijo...

El viejo dicho gringo es "El baterista, mejor amigo del musico".

Ricardo dijo...

Otto: es muuy bueno ese.

Anónimo dijo...

Vaya que nivel de ignorancia hay en este foro (excepto El Profe). No porque un tarado golpea un bombo en euna manifestación, va a ser musico y menos baterista!!! Hay estudios que demuestran que los bateristas PROFESIONALES, son personas mas inteligentes que los demás músicos y en so no debería extrañarnos tomansi en cuenta q ni mas complejo de la musica es el ritmo y ni hablar si tienes que percutir muchos instrumentos a la vez. En definitiva el artículo del bloge parece la voz de un envidioso y frustrado.

Ricardo dijo...

Anónimo: tomeseló con soda que es un texto humorístico (basado en hechos reales, je).

Anónimo dijo...

OK Ricardo. Asi lo haré. Solo una observacion mas: Los directores de orquestas sinfonicas se podria decir que tambien son unos pobres giles que a la hora de tocar no hacen mas que marcar compas.