lunes, 2 de mayo de 2011

La venganza

El 11 de setiembre de 2001, al momento de escuchar la noticia de que un segundo avión había impactado la segunda torre del World Trade Center, supimos que asistíamos a uno de esos acontecimientos que prefiguran y configuran la Historia, como la caída del Muro y el día en que yo nací. El 9/11 parió la unilateralidad y le dió a Bush su segunda presidencia.

Celebrar el atentado, la introducción falangiana en el esfínter imperial, no sólo era políticamente incorrecto sino plausible de condena pública. La recibió Hebe de Bonafini. 3.000 vidas se habían perdido y eso debía ser más fuerte que el simbolismo de un ataque al corazón mismo de la nación imperial.

Democracy has been avenged!

Hoy muchos estadounidenses festejan la muerte de Bin Laden. No quiero detenerme en especulaciones acerca de su muerte, sino señalar que los que festejan se regocijan en la venganza y no en una derrota contra el terrorismo. La venganza, porque la supuesta muerte de Bin Laden es una victoria simbólica. Ya muchos afganos pagaron por el nainileven. La Wiki nos habla de 30.000 talibanes y entre 14.000 y 34.000 víctimas civiles sólo en Afganistán. Muchos irakíes también. ¿Qué habrán tenido que ver? -podría preguntarse usted-. Eso, ¿qué tenían que ver los irakíes asesinados? Sólo debían pagar la maldición de haber nacido en tierras ricas en sangre negra, necesaria para que bombee el corazón de la maquina armamentística norteamericana.

Suelto de cuerpo Obama dijo que "se hizo justicia". No, Barack. Te explico, el asesinato de Bin Laden -o el supuesto asesinato- es eso: un asesinato y nada más. Ni siquiera la pantomima de un suicidio del líder de Al Qaeda, ante la inminencia de una captura. Tampoco capturarlo vivo para poder simular un enjuiciamiento como el que encontró a Saddam culpable de no se sabe bién qué crímenes. No, porque ninguna de esas situaciones hubiera desatado la euforia que se vivió en el Ground Zero neoyorkino o en Times Square. Hubieran sido un problema político antes que la posibilidad de que Obama goce de las mismas mieles que ya supieron engordar a George W. Bush, quien ganó en 2004 con récord absoluto de votos.

La celebración de la venganza, además, justifica el terrorismo. Porque terrorismo no sólo es el de Al Qaeda. La violencia sólo engendra violencia, si lo sabremos nosotros. No está lejos el momento en que tendrán que dejar de usar las palabras "libertad" y "democracia" para justificar lo injustificable.

23 pusieron huevos y comentaron:

Unfor dijo...

El "clientelismo" ejercitado con éste mensajerío "populista",en boca de semejante "autócrata" como es el Sr. Obama; devela que el Sr. Obama, se arrastra por las migajas que le permitan un período más, para servir a los que realmente mandan en esa "pseudo-democracia". Los financistas, los fabricantes de arma y vaya a saber cuanta corpo y sociedad secreta.
Mucha sangre sigue cargando el "Premio Nobel de la Paz" para ir sumergiendo cada vez más lo que queda de su conciencia en la oscuridad.
Los chupa-culo del Imperio festejan y por aquí son unos cuantos.
La democracia, la libertad, las instituciones, están en peligro.
(venganza dialéctica que le dicen).

manuel el coronel dijo...

Ete ahí la concepción de Justicia del Imperio compañero, siempre juzgaron sin posibilidad de defensa...

Muy buen post

silvina dijo...

Era hora que alguien diga esto! no puedo creer el tratamiento de esto de los medios masivos de comunicación, me preguntaba si todos se piensan que somos estúpidos o que??
Gracias por estas ideas claras....

Cané dijo...

Están inyectando una jeringa de miedo
en los nervios del mundo.

Abrazo

Barullo dijo...

Fijate de corregir el inicio del post: fue el 11 de setiembre, o sea, en gringo, 9/11 y en castellano 11/9.

Biblioteca Peronista dijo...

Y se supone que nosotros somos los pobres pelotudos, ay mamita lo que es ese pueblo.
Me acuerdo de la condena pública a Hebe flor de turritos, como así me acuerdo el día del autoatentado salgo del secundario y una compañera comprando urgente una revista (probablemente de chimentos onda Gente) con la cobertura de los hechos muuuy acongojada como si fuera una ciudadana yanki.
Los flashback que me hace tener compañero, terrible eh.
Saludos.

Ricardo dijo...

Unfor: es tal cual. Obama hace, con este anuncio, populismo del malo. ¿Populacherismo podríamos decirle?

Manuel: aparte, si de responsabilidades hablamos, hay algunos us citizens que deberían comparecer también.

Silvina: sí, creo que piensan eso. Gracias.

Cané: es continuar en la misma lógica que la administración Bush.

Barullo: corregido. Se agradece.

Biblioteca: también se me vinieron algunos flashbacks. Es más, iba a empezar el post diciendo que seguramente somos muchos los que podemos decir dónde estábamos y que hacíamos cuando nos enteramos.

Daniel Mancuso dijo...

very good Rick, very good, god bless you

Ricardo dijo...

God saves the Queen and the little princess.

GeneralSusvin dijo...

¿Qué pasaría si un comando chileno la mete un par de corchazos a Kissinger? ¿Eh?
Si el hombre desciende del mono, los norteamericanos están empeñados en lograr que cada día descienda más...
Ricardo: gran post, como siempre

Ricardo dijo...

Bueno, en primer lugar muchos chilenos saldrían a festejar a la calle. Luego los radicales, en la voz de Gerardo Morales, pedirían que el gobierno nacional felicitara al guevarista Piñera, líder del Frente de Liberación Nacional Chileno y los yanquis tirarían tantas bombas que el Aconcagua quedaría como el cerro San Javier acá en Tucumán.

Algún Peronista dijo...

Los yanquis hace tiempo que desbarrancaron.
Muy bueno, Ricardo.

Ricardo dijo...

Sí, Algún. Pero militarmente no hay con qué darles. Serán el gendarme del mundo por un buen tiempo.

Daniel H. Olivau dijo...

Si es cierto el asesinato de Laden (y no descreo que Laden este muerto, sino de los tiempos), es algo que se encuadra mucho más dentro de la historia medieval que de nuestro "modernismo".

En medio de una cruzada sin cruces, con viejos imperios que, pareciera, intentan reconquistar antiguas colonias, plantea dudas sobre el futuro.

Aficionado a la historia de la Primera Guerra Mundial, siempre pienso que el siglo XX llegó cargado de optimismo. En 1910 casi nadie imaginaba la Gran Guerra en ciernes. Ojalá la historia no se repita.

Disfrutemos el viaje mientras tanto.

Ricardo dijo...

Daniel: difícil disfrutar el viaje con pronósticos asi.

Un abrazo.

ram dijo...

Ricardo, no es exactamente como está diciendo usted; a los yanquis les han dado y le siguen dando de todo, militarmente hablando - claro, tienen el history channel para ayudarnos a creer que son super hábiles y que lo único que cabe hacer con ellos es cagarnos en las patas. Pero, hablando de patas, fíjese que hace muy pooquito unos chinos con sandalias, pijama negro, bicicleta y AK47, celebraron 36 años de haberlos corrido con la cola entre las patas y toda su tecnología incrustada donde no les da el sol.
Otros chinos, antes, los obligaron a conformarse con el empate y aún ahora, 60 años después y siendo "el eje del mal" (esos chinos de Corea del Norte) no se les animan. como tampoco se les animan a los barbudos de Fidel (estará viejito pero les sigue generando picazón de tujes), mírelos ahora, con el culo a la bulla con todos esos árabes desprolijos de Irak, encerraditos en su zona verde y contando fiambres, más los talibanes que, para variar, les están ganando o el cuco Kadafy, que quieren reventar a control remoto porque las patas, en Libia, no las meten. ¿Prudencia, o cagazo?
Lo dije en otro lado y acá se lo repito, mi único inquietud con esta enésima opereta es si la película heroica y justiciera (que deben estar haciendo o ya está hecha) sobre reventar al malísimo osama, va a ser con Samuel Jackson (oscuro como el obama) o Bruce Willis. ¿Di Caprio, dice usted? noooo, es lindo ese chico y hay que dar una imagen más recia.

Ricardo dijo...

ram: para empezar, creo que la peli la hace Morgan Freeman. Da mejor como Presi que el demasiado negro Samuel L. Jackson o un Bruce Willis cubierto de corcho quemado.
No nos olvidemos de Will Smith, ¿eh?

Con respecto a lo otro, hasta en la Segunda Guerra se las vieron canutas contra los tanques alemanes, pero eso no quita que sean los yanquis los que determinan si les conviene invadir un país cualquiera o no. A Corea del Norte o a los chinos esos del vietcong no se les ocurriría tomar Kentucky o Carolina del Norte, ni tampoco imagino las pintadas "Talibanes go home!" en las paredes de Brooklin.

Un abrazo.

ram dijo...

Ricardo, Samuel jackson no está visto para obama sino para héroe justiciero. Y Morgan "ya fue" presi y ¿sabe qué? da muy serio, pecado imperdonable para presi yanqui; salvo Carter, claro, que por eso no reeligieron.
Y lo de las pintadas, ni los "chinos" ni los árabes se mueren por visitar al tío sam - es el tío sam el visitador compulsivo, a los cuhetazos y afanándose todo barril que ande por ahí.
¿Se imagina un beduino en Ohio?, bueno, los árabes tampoco.

Ricardo dijo...

Nos queda Will Smith nomás entonces. O el mismo Obama, que si le siguen manejando los hilos por detrás, bien podría dedicarse al cine por lo que le queda de mandato.

Alexei dijo...

Acerca de lo de Osama bin Laden, hay un trabajo de François Furet de la década del '70 sobre la Revolución Francesa que me hace reflexionar mucho sobre lo que pasó acá. Quizás suene un poco anacrónico pero está piola lo que voy a decir. Resulta que Furet plantea que, hablando de la República Jacobina, nunca existió complot contrarrevolucionario. Lo que los locos hicieron fue crear ellos mismo la idea de complot para justificar sus propias políticas al interior de Francia. No voy a ahondar más en el trabajo de Furet porque sería darle lugar a una confusión innecesaria...

¿No pasa un poco eso acá? Es una conspiranoia impresionante, ¿pero hasta qué punto hay que creer que existieron Osama bin Laden y su red terrorista? ¿No fue un invento para justificar la ocupación en Medio Oriente? ¿Dónde está el cuerpo de bin Laden -me pregunto-? ¿O acaso a sus anteriores enemigos no les sacaban una linda fotito para decorar el living de la casa?

En cuanto al tema del pueblo americano en la calle, festejando. Una verdadera lección de lo que son las libertades individuales. A la primera de cambio, sigamos su ejemplo y colguemos de la estatua de la Plaza de Mayo al primer asesino que ande merodeando por la calle. Total ya la palabra "justicia" significa tan poco que podemos ser expeditivos y no gastar tiempo y plata al pedo con ueces y abogados. El Estado de Derecho se puede ir al diablo.

Un abrazo grande, Ricardo, y a seguir escribiendo...

Ricardo dijo...

Podemos dudar de la existencia real de Osama, podemos dudar de su muerte, podemos dudar de todo, pero lo que es muy real es aquello que simboliza.
Para algunos el líder del terrorismo internacional, un Al Capone pero mucho más capo, y el responsable de los atentados del 9/11. Para otros puede ser bandera contra la opresión del país central por excelencia contra todos aquellos países que, por sus recursos estratégicos, pueden ser objetivos norteamericanos.

Yo creo que el tipo realmente existió o existe. Fue un empleado de la CIA cuando todavía vivíamos en la lógica de la Guerra Fría.

Un abrazo, Alexei.

Larabi dijo...

Buenísimo post!!

Ricardo dijo...

Gracias.