sábado, 7 de mayo de 2011

La compañera Sarlo entrevistada

Beatriz, kirchnerista muy a su pesar, acaba de publicar un libro: La Razón Kirchneri... ah, no, no se llama así. Bueno, la cuestión es que la entrevistan por este libro (La audacia y el cálculo). Leamos:

Entrevistador: A decir verdad, en el comienzo parece partir de un prejuicio. Escribe: «“Empecé mal el día; la vi a Sarlo en el bondi”. Encontré la frase hace unos meses en Twitter. Yo no empiezo mal el día si me cruzo con un kirchnerista en el subte.»...

(...)

BS: ¿Vos conocés el Twitter político?

E: Pero al no estar el nombre de la persona que tuitea…

BS: Siempre es un seudónimo, podés llegar a tener el nombre de la persona, pero me pareció más discreto ponerlo así. Si tengo que jurar ante un juez de la Nación, digo que era político.

BS, quien al parecer se jacta ("¿vos conocés el twitter político?") de su conocimiento del runrun 2.0 (blogs, tuiter, face), desconoce que el twitter es una competencia -descarnada por lo general- para ver quién es más ocurrente o gracioso (para mí gano yo. Lejos. Soy el chiste andante. Al menos eso me dice mi mamá: "vos sos el más chistoso en twitter, nene...". ¡Pero callate y haceme la leche! ¿No ves que estoy siendo intelectual, debatiendo con Sarlo?). El humor es, claramente, el sentido de ese twitteo. No hay que tener un máster en semiótica o un doctorado en psicolingüística para saberlo.

E: La segunda oración: «Yo no empiezo mal el día si me cruzo con un kirchnerista», ¿no la ubica en un lugar de distancia frente a lo que uno va a leer?

BS: Depende del lector. Muchos lectores se podrían sentir en una posición de distancia porque tienen una antipatía tan cerrada por el kirchnerismo que, efectivamente, el kirchnerismo les hace empezar mal el día. De esos hay legiones...

Sí, lamentablemente me pasaba todos los días. Allá por 2008, recuerdo, me cruzaban compañeros y me escupían y me pateaban al grito de "This is el antikirchnerismoooo!". Alguna que otra ex amiga me miraba de arriba abajo, como analizando mi vestimenta pero no, cataba mi estatura moral: "kirchnerista..." -me decía, con un dejo de asco en la entonación y contrayendo unilateralmente uno de los músculos elevadores de la nariz.

Luego sigue respondiendo preguntas Beatriz, ufanándose de analizar el kirchnerismo, 678, Carta Abierta y el último menú de Il Gato Trattorías desde lo reflexivo y argumentativo y no desde el odio que transuntan los demás analistas políticos opositores. ¡Esa es la actitud! "Soy buena porque lo analizo". No, si hay que agradecerle que le de al peronismo, al kirchnerismo, a la realidad que otros prefieren ver a través del cristal de la barbarie, entidad suficiente para el análisis. Emoción.

E: Ha mencionado Carta Abierta, 678. El libro desglosa diferentes lugares desde donde se plantea una batalla cultural que inicialmente se dice que el kirchnerismo la ha ganado…

BS: [Interrumpe] No es que “se dice”: yo fui la primera persona que dijo que el kirchnerismo había ganado la batalla.

E: Se dice en el libro, quiero decir.

BS: Ya sé, pero yo fui la primera persona que dijo “la batalla cultural fue ganada por el kirchnerismo”. Fui la primera persona que hizo ese reconocimiento. Puede gustarme o no, pero fui la primera persona que lo dijo en una nota de La Nación —que, justamente, se llamaba “La batalla cultural”— en polémica con aquellos que hablaban de hegemonía sin ver la hegemonía en su dimensión cultural. Pensaban la hegemonía como pura dominación y yo dije que lejos de ser pura dominación acá hay el montaje de un dispositivo que no está armado en ninguna secretaría de informaciones, sino que está armado más bien en una trama donde está la política y ciertos actores sociales. Ese dispositivo es de carácter cultural. No es que me esté tratando de reivindicar, pero cuando hacés la pregunta sobre la “batalla cultural” digo que es una fórmula que empezó a usarse generosamente y me alegra porque quiere decir que fue una fórmula feliz. La primera vez que uso esa fórmula ni siquiera es con el kirchnerismo: la uso en un tomo de Ariel sobre la década del cuarenta, cincuenta y sesenta que se llama La batallas de las ideas. Es una antología de textos políticos —peronistas, reformistas, antirreformistas, etcétera—. En ese título lo que quiero expresar es en qué momento de la década del sesenta hubo un cambio como sentido común colectivo.

E: Permítame la aclaración: la mención a la batalla cultural aparece en la primera o segunda página del libro, no dije que recogiera una idea que estuviera en el ambiente.

BS: Esa idea no estaba en el ambiente. Si la recogiera estaría muy bien porque las ideas no tienen pertenencia.

Me quedo con la impresión de que Sarlo quiere apropiarse de la idea de "batalla cultural". ¿Para qué tanto trabajo en defenderla como suya si luego dice que las ideas no tienen pertenencia? ¡Escribano, no le selle esa escritura porque esa idea no le pertenece! Además, convengamos, es más vieja que la injusticia social esa idea. ¡Y claro que estaba en el ambiente! La primera Carta Abierta la menciona, el primer posteo de este blog y éste también, cuando Cooke define al peronismo como "el más alto nivel de conciencia a que llegó la clase trabajadora argentina" está hablando de una batalla cultural. El "nivel de conciencia" remite a esa pelea no sólo por el sentido común sino por el sentido de la historia y el sentido de la existencia misma. Nada que hacer, tenía razón el filósofo Barrionuevo cuando dijo que en este país había "que dejar de robar ideas por dos años".

E: En el final del prólogo escribe «Voy a votar recordando lo que acá dejo escrito». Si yo tuviera que decir por quién va a votar según la lectura de este libro me costaría muchísimo: todos los políticos mencionados tienen marcados claroscuros.

BS: Es muy fácil: si se formara un frente de centro izquierda donde confluyan los socialistas, los radicales, Stolbizer, yo lo votaría. Si no se forma ese frente voy a hacer un voto institucional y de principios: no un voto útil. No va a haber fuerza en el mundo que me obligue a hacer un voto útil. Voy a votar a Carrió si ella representa un voto de principios. Carrió es el equivalente a un partido liberal europeo, como los liberales ingleses o los liberales alemanes. No es el partido mesiánico, no seamos tan ignorantes. Si Pino se hubiera presentado para presidente de la República podría haberlo votado a él. No va a haber una fuerza que me lleve a votar algo que no pueda defender abiertamente y por escrito.

Compañera Sarlo, permítame -no que quede perplejo ante sus elecciones sino- que le diga que es difícil argumentar que un voto por el radicalismo es igual a un voto por Proyecto Sur. ¡Coinciden sólo cuando se cruzan en los pasillos de TN! Tampoco me parece coherente soñar con una coalición de -supuesta- centroizquierda para votar luego por un "partido liberal europeo". Además, ¿qué es eso? ¿El conservador y derechista Union pour un mouvement populaire de Sarkozy? ¿La Unión Demócrata Cristiana de Merkel? ¿El de Haider, el pronazi austríaco? Sea sincera, compañera, diga que su voto es anti-; pero no cualquier voto anti sino uno anti y -supuestamente- progresista.

Y permítame decirle -o no me permita, de todas maneras este es mi blog- que derrapa mal cuando dice que un hombre puede ser un Gran Viejo pero que una mujer sólo puede ser una vieja de mierda. Yo estoy enrolado en el trosko-feminismo kirchnerista y desde ese lugar le digo que conozco Grandes Viejas. Lamento que usted, compañera kirchnerista malgré tout, no. ¡Trosko-feminismo kirchnerista o muerte!

21 pusieron huevos y comentaron:

ram dijo...

Hay algo que habría que rescatarle a esta señora y es que a pesar de su voluntarioso anti-kirchnerismo, conserve todavía una dosis de pudor que le impide desbarrancarse en el ridículo rabioso de otros "colegas" suyos, sebreli, aguinis y toda esa cría.
Capaz que sea un personaje a veces insufrible pero que obliga (por la debida cortesía y la conveniencia propia de no victimizarla) a debatir con ella amable, respetuosamente.
Eso sí, no tiene razón, el mejor de los detalles.

Abel dijo...

Sigue tan delirante como en los viejos tiempos, cuando ella pertenecía al Partido Comunista Revolucionario y éste apoyaba a López Rega.

Saludos!

musidora dijo...

Me encantó lo que escribiste Ricardo.
Muchos hablábamos ya de la batalla cultural, para qué mierda nos pusimos un blog k sino, hace tiempo?

Ahora yo estoy en desacuerdo con Sarlo: no hay hegemonía cultural k, hay POLITICA CULTURAL k, que no es lo mismo

Sarlo quiere difuminar esa frontera porque es la pata intelectual del operativo "Cristina ya ganó" que puso en marcha la derecha

Cristina no ganó la releeción todavía, la vamos a pelear, tenemos mucho laburo por delante. Seguiremos con política cultural y de la otra (económica, social, etc), sin la cual este proyecto no singificaría nada


PD: La vanguardia troskokirchnerista en este momento está en la clandestinidad (o al menos se parece a una célula dormida, especialmente en esta ahora de la mañana)

pronto regresará...

Paula Torricella dijo...

quise decir "La vanguardia troskofeminista k"

vio que estamos dormidxs?

Encuentro Latinoamericano dijo...

.

Encuentro Latinoamericano dijo...

Excelente!! me cague de risa, especialmente con la secuencia: "la idea de batalla cultural es mia mia miaaaa, pero las ideas no son de nadie, eh".
Coincido con RAM, en parte reivindico el hecho de que aun con todo su antiperonismo sobre la mesa la Betty se atreva a discutir con el kirchnerismo y pueda interpretar la realidad con un poco mas de pudor. Evidentemente Sarlo es gorila, pero tambien es evidente que no tiene intenciones de mentirse demasiado, sabe perfectamente como viene la mano. Ok, es un paso, y no solo lo digo por una cuestion de reconocimiento (que nos merecemos), sino y fundamentalmente porque necesitamos URGENTE una oposicion mejor. Y esa oposicion no puede existir si no se dan cuenta de la realidad.
Hasta ahora venian haciendo la facil, el hecho de cualquier salame se candidateara, como Sanz por ejemplo, es una prueba de que creyeron que con decir: "los Kirnerrr son malos, sucios y feos" era suficiente. Y no. Ta bien que seamos un pueblo un tanto boludo, pero tampoco practicamos en la humedad. Aparentemente se empiezan a dar cuenta de que no es que las encuestas las gana el quelas paga, como dice Carrio, sino que las encuestas dan algo de informacion evidentemente, que hay que entenderla e interpretarla adecuadamente y vaya si los oficialistas lo sabemos.
El problema de Sarlo es, tambien, la falta de propuestas que tiene para elegir. Que tenga que recostarse en Carrio indica que no tiene mucho a mano, porque Carrio no puede ganar ni la presidencia de un club de barrio (y seria catastrofico que asi fuera, ya sea la nacion o el pobre club).
Salutes.

HUINCA dijo...

Buenas
Igual, si afinamos -al fin y al cabo se trata de una intelectual- vemos que la pifia. Intentemos entender a qué se refiere "la batalla cultural". A mí me parece que la que nosotros peleamos -y aparentemente ganamos- es aquella que recupera valores como la presencia del Estado, el valor de lo público, la comprensión por parte de la mayoría -está por verse- que acá o nos salvamos todos o será lo de siempre. La batalla cultural de la que habla Sarlo es otra: es que prevalezca la verdad o no prevalezca. Es que la mayoría sepa -de verdad- que acá hubo una camarilla que tomó el poder por la fuerza de sus empleados militares y se quedó con todo a sangre y fuego, procurando además echar sal en los cimientos de lo que era este país -al estilo de la destrucción de Cartago- para que nada volviera a crecer, más que lo que a ellos les interesara. Esa no es una batalla cultural en sentido estricto, es una batalla por la verdad y la justicia y Sarlo se inscribe a todas luces en el bando de los perdedores de esa batalla
Porque los valores rescatados en la batalla cultural que nosotros peleamos-la libertad, la igualdad, la solidaridad, las oportunidades para todos-, si Sarlo fuera la izquierdista que dice ser, deberían ser los suyos. Pero a cambio de eso dice que si no se forma el frente va a hacer un voto institucional. Ahí pènsé que iba a votar a Cristina; pero no, ésa es Carrió, que llama permanentemente a la insumisión, amenaza veladamente de muerte a Los Kirchner y solicita la intervención de gobiernos extranjeros en nuestra Nación. Y Sarlo SABE que Carrió hace estas cosas, y SABE que los partidos liberales europeos son bien de derecha -y algunos, como el de Haider, de extrema derecha-.
Sarlo es sencillamente una gorila, descrita por este párrafo del extarordinario artículo "Bajadas" de hoy de Luis Burchstein en P12:

"Pero hay otros sectores del viejo izquierdismo y progresismo que han tomado al kirchnerismo como su principal enemigo. Desde ese lugar, algunos de ellos se sumaron a las concentraciones de las clases altas porteñas en Palermo durante el conflicto por la 125, o atacan cínicamente a los organismos de derechos humanos, o defienden a las corporaciones enfrentadas con el Gobierno, como Clarín y Techint. Muchos de ellos han hecho declaraciones públicas en este sentido. Ese es un espacio cuyo izquierdismo o progresismo está en discusión más allá de sus discursos o trayectorias. Son corrientes que han quedado junto a la derecha, y funcionan como izquierda de la derecha, al punto de que no tienen prurito en coordinar su accionar con la derecha en el Congreso priorizando su oposición a una fuerza que ha ocupado, pese al sentido común hegemónico que se lo negaba, un espacio en el centroizquierda."

Abrazo
Rick

Ricardo dijo...

ram: algo de cierto hay en eso de la cortesía. Y si bien me parece rescatable que sea capaz de analizar sin la anteojera del odio, no me parece que eso deba ser "agradecido", como si fuera una concesión graciosa que se dignara a analizar eso que es el peronismo.

Abel: sabía que estaba en el PCR pero no que éste apoyaba a López Rega.

Paula: sí, puede ser. Quiero creer que eso de "hegemonía" es una provocación de tipo intelectual. Coincido en que hay una política cultural y que -como dijimos en algún post antes- la pelea por el sentido común no acaba nunca, pero creo que si hay una batalla ganada: esa concepción, de que el Estado, en sí mismo, era malo e ineficiente, podemos ver que fue cambiando.

Y no sólono ganamos sino que si pensamos que ya lo hicimos, estamos más lejos todavía.

(sigo...)

Ricardo dijo...

Martín: ese es para mí el gran mérito de Sarlo. No la "concesión" de estudiar al peronismo sino la capacidad de entregar un análisis de la realidad más acabado para que los opositores puedan entender la realidad no a través del mandato de -ponele- Morales Solá sinoa través de una visión más acabada de lo concreto, ¿no?
Sarlo dijo que al kirchnerismo había que ganarle yendo para adelante y Alfonsín empezó a hablar de sumarle "desarrollo" al crecimiento. Ya es algo. Permite debatir en otros términos, más políticos si querés.

Rick: coincido de principio a fin. Para mí, tu respuesta es un vale un post por si sóla.
Muy bueno lo que citás.

¡Abrazos!

nilda dijo...

yo siempre digo que los blogueros somos poetas que nos leemos entre nosotros, pero ud. me hace pensar que no es asi. Ud. es una cosa seria Ricardo. Y con este post le pasa el trapo a Sarlo, a quien supe admirar antes.

mujerdeole dijo...

Sarlo ha sido durante mucho tiempo una de mis obsesiones, le he dedicado sendos posts en blogs propio y ajenos. Cuando la ley de medios, con su crítica al libro de Tenembaum "qué les paso?", en fin.
Acuerdo con mucho de lo escrito, pero no le concedo a Sarlo una gran diferencia en el respeto que nos tiene, en todo caso el diablo sabe más por viejo que por diablo y ella después de patinar bastante ahora se hace la superada justamente porque no tiene una opción clara para votar y ganarle a su detestada "presidenta de papers" como la ha llamado alguna que otra vez a Cristina mofándose de su capacidad intelectual. Y como se da cuenta de que vote lo que vote y apoye lo que apoye, a como están las cosas hoy, pierde, se salva las ropas lavando un poco su gorilismo.
Igual debo decirle algo a Betty,
si un frente de centro izquierda incluyera a Stolbizer, vos lo votarías pero no sería ya un frente de centro ni de izquierda mamita. Y si Carrió representa un voto de principios para vos no es porque es el equivalente a un partido liberal europeo, como los liberales ingleses o los liberales alemanes, sino porque tus principios son de cuarta.
Qué queres que te diga, te escucho o te leo y me dan ganas de gritarte un gol en la cara: viva el voto útil carajo!. O algo así.

mujerdeole dijo...

Sarlo ha sido durante mucho tiempo una de mis obsesiones, le he dedicado sendos posts en blogs propio y ajenos. Cuando la ley de medios, con su crítica al libro de Tenembaum "qué les paso?", en fin.
Acuerdo con mucho de lo escrito, pero no le concedo a Sarlo una gran diferencia en el respeto que nos tiene, en todo caso el diablo sabe más por viejo que por diablo y ella después de patinar bastante ahora se hace la superada justamente porque no tiene una opción clara para votar y ganarle a su detestada "presidenta de papers" como la ha llamado alguna que otra vez a Cristina mofándose de su capacidad intelectual. Y como se da cuenta de que vote lo que vote y apoye lo que apoye, a como están las cosas hoy, pierde, se salva las ropas lavando un poco su gorilismo.
Igual debo decirle algo a Betty,
si un frente de centro izquierda incluyera a Stolbizer, vos lo votarías pero no sería ya un frente de centro ni de izquierda mamita. Y si Carrió representa un voto de principios para vos no es porque es el equivalente a un partido liberal europeo, como los liberales ingleses o los liberales alemanes, sino porque tus principios son de cuarta.
Qué queres que te diga, te escucho o te leo y me dan ganas de gritarte un gol en la cara: viva el voto útil carajo!. O algo así.

Marta dijo...

Qué les pasó a estas 3 mujeres: Beatriz Sarlo, Magdalena Ruiz Guiñazú y Sylvina Walger? Estragos de la edad sobre los ideales? algún tipo de proceso patológico que afecta a las "intelectuales" mayores?

Javier dijo...

Debo coincidir con Sarlo cuando dice que le da lo mismo Psur o Ricardo Alfonsin . Yo creo que partir de la 125 y la ley de medios el kirchnerismo maraca fuego la realidad y todo posicionamiento politico previo pierde vigencio . Yo realmnete no creo que haya diferencias reales entre Pino y Alfonsin y creo que laburan ambos para la derecha argentina

Un abrazo

filo loves bombita dijo...

Es una situación TERRIBLE.
by marcelo bonelli.

profquesada dijo...

Breve e incompleta "Ideografía" de Beatriz Sarlo

- Se define antikirchnerista. Admira a Néstor pero desprecia a Cristina

- No cree ser gorila de izquierda. Dice estar segura de lo segundo, pero hay cierta duda en ella con respecto a lo primero (admite que negar su gorilaje pueda ser una suerte de deja vú juvenil: "Mi generación vivió una vida tratando de no recibir el calificativo "gorila", pero corre por cuenta de quien lo dice. Por ahí fracasé y soy gorila..."

- Dice haber estudiado toda su vida al peronismo pero se muestra casi totalmente ignorante con respecto a él (más allá de algunos lugares comunes) pero, por contra, exhibe un conocimiento mucho mayor del radicalismo especialmente del período alfonsinista.

- Admira a Carrió. Para ella es liberal. Seguramente es a ella a quien votará. Nunca a Nacri. Afirma que la habilidad de Néstor consistió en marcar la cancha y dejarla a Carrió colocada en el centro-derecha. Notable

- Está convencida que la dictadura cayó gracias a Margaret Thatcher y que la
sociedad no reclamaba con respecto a juzgar a los militares. Que Alfonsín trató de orientar "a la porción más sana de la sociedad" tras el Juicio a las Juntas. Se desprende que hizo lo correcto en condiciones difíciles.

- Piensa que en cambio Néstor Kirchner se apropió del tema con propósitos inconfesables. Que cooptó a algunos de los organismos de DDHH transformándolos en "apéndices del aparato cultural e ideológico del FPV".

(tomado del "reportaje" que le hiciera La Nación)

Daniel Olivau dijo...

Lo de la propiedad de "batalla cultural" es comprensible. El ámbito académico se desvive por las "autorias" y de ahí se deriva las veces que sera citada tal o cual pensador. Cada vez que un/a académico/a acierta etiquetar algo, ponerle nombre, es un gol. Por eso Sarlo nos aclara que cada vez que usemos "batalla cultural" digamos que ella le puso el nombre.

Sarlo es anti-gobierno, anti-estado. Es una retórica cómoda porque no tenés que dar explicaciones. Te paras en una actitud critica. Si llegase el socialismo al poder, Sarlo estaría con la derecha, si llegase la derecha, Sarlo sería troskysta.

Disfruten el viaje.

Ricardo dijo...

Nilda: le agradezco. Por ahí no sólo somos o intentamos ser poetas sino una especie de continuadores de Arlt, escribiendo nuestras propias aguasfuertes.

MDO: creo que es una definición justa la tuya: después de patinar bastante se deja vencer por la realidad y acepta -antes que otros, quizás por no tener o tener menos intereses en juego- que el kirchnerismo no se acabó.

Sí, trata a la Presidenta con una superioridad que creo no podría mantener en un debate abierto y reconoce implícitamente, desde el individualismo, que su realidad no necesita del Estado al criticar de alguna manera al voto útil.

Marta: quizás no es la edad. Quizás siempre pensaron así y ahora la realidad les desacomodó el discurso. ¿Podemos sumar a ese grupo a Susana Viau?

Javier: sí, puede ser. Pero desde lo discursivo y hasta en lo símbolico quieren representar cosas distintas. P. Sur una especie de Partido Verde y el radidcalismo, bueno, quiere parecerse un poco al peronismo, je.

(sigo...)

Ricardo dijo...

filo: zí, una zituazión terrible.

profe: un resumen brillante de esa entrevista y del pensamiento general de Sarlo.
Es un poco difícil negarle su "gorilidad" si para ella el alfonsinismo intentó conducir lo "sano" sin ninguna intención más que la bondad universal y el kirchnerismo en cambio es una fuerza del Lado Oscuro intentando cooptar banderas con el único e inconfesable propósito de perpetuarse "peronísticamente" en el Poder.
Andá.
Con respecto al peronismo, lo entiende mucho mejor Feinmann, quien lo critica con muchos más fundamentos que Beatriz, que lo hace desde lo estético casi.
Y lo de Tatcher y la dictadura, sí, que patinada horrible.

Daniel: creo que esa es más la posición de un Lanata, abanderado de la causa "punk" (je) y la anarquía juvenil. Sarlo sería apoyo de un gobierno radical.
Lo de las etiquetas es tal y como decís.

Abrazos a todos. Gracias por pasar.

Javier dijo...

Ricardo cuando me decis queel radicalismo quiere parecerse al peronismo estas diciendo que el peronismo puede aluiarse conm seres impersentables como Macri o De Narvaez y decirse socialdemocrata y progresistas ? Se puede ser mas conservador que eso ?

Entonces claramente kirchnerismo es otra cosda ? Bueno hay que sacarse de encima a seres realmente impresentables como Insfran , Urtubey , Massa ,Scioli , Boudou apoyando al impresentable de Bielsa , etc etc

Ricardo dijo...

No me refiero a la orientación sino a la búsqueda del poder. Para hacerlo tragar sapos no es lo más importante, sino que hay que tener vocación de gobernar. Corriéndose a la derecha o aliándose a De Narváez o Macri, el radicalismo estaría traicionando eso del "que se rompa pero que no se doble" por algo más pragmático.
Aún así no creo que estén pensando ni remotamente en gobernar. La Alianza, mal que mal, se preparó, tenía algunos cuadros y sabía que le iba a tocar el peso del Estado. El radicalismo de ahora ni eso.

Un abrazo.