domingo, 8 de julio de 2012

Son de manual...

Decíamos ayer: «como es de manual, la inseguridad, como ocurre cíclicamente -para evitar una desensibilización por agotamiento-, será con seguridad el próximo tópico de la agenda».

Hoy leemos:
...A las permanentes sorpresas que producen gremios y piqueteros, se suman puebladas espontáneas a raíz de la inseguridad. Aquí también el kirchnerismo pierde la calle. Su deserción en el control del delito es una de las grandes contradicciones de un gobierno que promueve la intervención del Estado en todas las áreas y que brilla por su ausencia donde está en juego la vida....
Decíamos ayer: «la tercera pata es la deslegitimación, una vez más, de lo político (hola, Lanata): corrupción, feudalismo, ausencia de federalismo y Cristina está loca».

Hoy leemos:
...¿Padece Cristina Fernández de Kirchner severos desbordes emocionales o todo es parte de una gran simulación? ¿Sigue gravemente afectada por la muerte de su esposo o teatraliza un dolor de viuda que la ayudó a obtener pingües resultados electorales? ¿Sufre ataques paranoicos cuando denuncia intentos "destituyentes" por todos lados o bien forma parte todo eso de una estudiada sobreactuación con un fin político?...
Decíamos ayer: «así tenemos, entonces, la constante búsqueda de enfrentar a Scioli con Cristina. Cristina vs. ex aliados, como resumen».

Hoy leemos:
...Después de tantas acusaciones falsas del kirchnerismo sobre supuestos golpismos ajenos, ha sido la primera autoridad política de la Nación la que habría promovido la destitución del gobernador Daniel Scioli. El relato del intendente de Lanús, el kirchnerista Darío Díaz Pérez, sobre una conversación con la Presidenta, la muestra a ésta casi desesperada para que Scioli se vaya cuanto antes de la gobernación...
Las tres principales columnas de LA NACION abarcan los tres tópicos. No hay sorpresa, no hay innovación, es casi aburrido ya. De todas maneras, nuevamente, el que se destaca por agregar algún matiz realista al asunto es Fernández Díaz cuando, al hablar sobre seguridad, dice:
...El sentido común indica que deben atacarse las causas mientras se atacan los efectos, y el kirchnerismo no sabe qué hacer. Y como no sabe qué hacer, no hace nada. [no es del todo cierto "peeeeeroooo"...] (...) el progresismo tiene que armar un verdadero plan de seguridad y no regalarle a la derecha esa bandera. [Es una sana advertencia para lo que se viene] La derecha suele ser rústica y cruel, y tiene un romance implícito con la mano dura. Vaya paradoja: al borrarse, el kirchnerismo le regala a la oposición un gran tema electoral y nos condena a nosotros a una futura política cavernaria.

11 pusieron huevos y comentaron:

Julian Otal Landi dijo...

lo unico que les queda como siempre es deslegitimar al lider y desacreditar el apoyo de las clases populares, porque cuando a ellos no les conviene o son autoritarios o locos o las dos cosas... ABrazo Ricardo! Buen Finde!!
http://mundotario.blogspot.com.ar/2012/07/en-terapia-con-con-el-dr-fernando.html

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Nunca mejor definido: "son de manual".
Abrazo!

Rucio dijo...

Iba a dejar pasar un editorial de hoy del periódico local El Entre Ríos
(propiedad de un Misnistro de Gobierno de laprovincia durane la dicatadura). Me convenciste, no la dejopasar ni mierda.

Ricardo dijo...

Julián: en cambio, los De la Rúas o Duhaldes, son estadistas.

Rodrigo: no era muy complicado ver por dónde iban a venir los editoriales. Es más, supongo que todos los que andamos por los blogs sabemos de antemano qué van a decir, pero taaaanta obviedad es mucho.

Rucio: jeje.

Abrazos.

profquesada dijo...

Hoy me colgué con la editorial del editorialista en jefe de LN, InMorales Solá, que sentenciaba, entre otras cosas que vos señalás más políticas o parasicológicas, que nuestro país ha entrado en recesión y lo dice así sin que se le mueva un pelo del ojete (o tal vez sí). No se pueden confundir recesión con una disminución del ritmo de crecimiento con un consumo y una actividad industrial que esencialmente se sostienen.
Es más que claro que no es el caso, ningún economista ni aún el más trasnochado lo afirmaría, sin embargo ahora que lo lanzó el maestro tal vez cambien de opinión, no sería la primera vez que algunos sueltan barbaridades.

Hablando de manuales. Tal vez lo hayan leído pero por si las moscas lo pongo es una nota de Goodbar sobre un manual de desestabilización escrito por un, probablemente, ex agente de la Agencia: http://sur.infonews.com/notas/manual-de-autoayuda-para-los-golpes-de-estado-suaves
Abrazo a todos hasta para los bosteros en problemas.

Ricardo dijo...

Profe: ponele la firma que ahora van a salir los Melconianes y Cachanoskys a hablar de recesión. Y no, claro que no es lo mismo que desaceleración.

El gobierno sostiene que vamos a crecer al 5% (si no me equivoco, en el Presupuesto la proyección era 4,5% y los opositores decían que el gobierno la tiraba para abajo e iba a ser más). Los más pesismistas (los privados, claro) hablan de entre un 2 y 3%. A fin de año veremos quién se acercó más.

¡Abrazo!

Javier dijo...

Lo bueno es poder decretar pronto elo final de la carrera politica del inutil menemista de Scioli , no entiendo como se puede votar a gente asi , la estupidez humana no tienen limites

A.C.Sanín dijo...

Ricardo: Me parece muy preciso el panorama que planteaste en el post anterior y corroborás hoy. 1) Quebrar la coalición oficialista (especialmente, capturar la pieza Solí y promover a Moyano. 2) Quebrar el lazo entre Cristina y su base electoral (intento hasta ahora fracasado, según la encuesta publicada por Artemio). 3) Crear las condiciones para el “golpe blando”. (Cristina está loca. Revisemos las causales de la destitución de Lugo.)
Y todo esto en el marco de algo que señalás con acierto: “las fracturas que de hecho se vienen produciendo debido a la reconfiguración de las alianzas estratégicas del gobierno nacional”. Cuestión decisiva, a mi modesto entender, en tanto expresa la decisión de Cristina (afianzada en los resultados de octubre) de recuperar autonomía de cara al futuro. (De esta medicina ya tomó Hugo y Daniel está comenzando a probarla).
Está muy bien el desafío que te (y nos) proponés de elaborar este “manual de operaciones destituyentes”. Es cierto que a menudo recaen en jugadas obvias (¡inseguridad!, ¡corrupción!), pero el artículo de Fernández Díaz (o el de Fontevecchia o algunos de Pagni) debieran alertarnos. En la trinchera opositora no todos hacen la siesta.
En fin, como siempre, un abrazo.

Ricardo dijo...

Javier: tiene límites. De Narváez fue uno.

Sanín: bueno, pero hicieron la siesta durante bastante tiempo. Además, por más estrategia que jueguen, no fueron capaces de crear ninguna opción superadora.

Abrazos, ches.

Hilda Mendoza dijo...

Saludo, vengo leyendo tus entradas aunque ande mudita.
Sí, son "de manual" y se están volviendo "de temer".
Abrazo

Ricardo dijo...

Hilda: como diría Gianola: no-lestenemos-miedo.

¡Abrazo!