domingo, 22 de julio de 2012

YOLO

You Only Live Once, significan las siglas que titulan este posteo. Las Azúcar Moreno fueron pioneras: sólo se vive una vez, dijeron, para sorpresa de pensadores de la talla de Aristóteles, Schopenhauer y todos los que volvieron de la muerte como Víctor Sueiro. El acrónimo es, fundamentalmente en los EE.UU., la excusa del momento para hacer la estupidez que te venga en gana sin preocuparse por las consecuencias.

Si hay algo que no pasa de moda, eso es la queja. Estadio inferior, la queja, al impulso para pasar a la acción. La queja adormece, libera tensiones, uno piensa que ya hizo algo y puede conciliar el sueño con tranquilidad. Denunció. Un troskismo, entonces: si con una denuncia vamos a arribar a la concientización de clase y tomar el Palacio de Invierno, bueno. Pero no. Anoche, sábado, era TT en Argentina "Las Culisueltas ORGULLO NACIONAL", y no escaseaban en mi TL (time line, señora, los twitteos de los twitteros a los que sigo. ¿Vio? Ya le expliqué más de twitter que Lanata) las quejas respecto al trend. Algunos, en joda, claro, planeaban asesinatos varios (ya imagino el miedo de los Leucos de la Patria), otros decían que no querían vivir en un país así, la vergüenza, etc. La queja. Yo propuse hacer trend a "Gilles SOCIEDADES DE CONTROL Deleuze". La propuesta no recibió adhesiones. Pero me estoy yendo por las ramas. La queja, entonces, alivia cargas morales pero no incide, mucho, en la realidad. Para incidir en la realidad primero, primero, hay que analizarla. Hacer un diagnóstico. Qué marxista que estoy, casi parezco Kicillof. Vamos al YOLO, entonces.

Pero antes (ufa), una aclaración (doble ufa): los contextos socioeconómicos configuran los escenarios en donde se desenvuelve el quehacer humano. El arte, como expresión, es, si es bueno, si es popular, si no es "de culto" (es decir, propiedad de minorías esclarecidas), una expresión de su tiempo. Algún día voy a escribir sobre menemismo y rock chabón, sobre la crisis de 2001 y la cumbia villera, sobre kirchnerismo y el rock cancionero y... las Culisueltas. O los Wachiturros, que son lo mismo pero con pito, diría el Matías de Sendra. En EE.UU., hoy, el YOLO forma parte de la cultura web. You Only Live Once (sólo se vive una vez, nuevamente, la traducción). Es excusa, este YOLO, para justificar güevadas del tipo "¿coger con forro? YOLO" o "¿usar cinturón de seguridad? YOLO". Es decir: ¿pa' qué ser precavido si sólo se vive una vez? Una tremenda estupidez, dirá usted, apuntando con el mouse ya para cerrar esta pestaña. Aguantemé, don, doña. Ya va a ver adónde nos dirigimos.

Los think tanks norteamericanos deben estar estudiando el fenómeno YOLO. Si no lo están haciendo, son como esas carreras de nuestras Universidades en las que en Historia o Sociología no enseñan las letras de Sui Generis o el rock testimonial de los '70. Desde ya te prevengo, estudiante de Sociales, que se están fumando la plata de mis impuestos si en clase no analizan "Alicia en el País". Un ejemplo del YOLO:

#YOLO

Surgieron respuestas al YOLO. La gran mayoría apunta a que no tenés que perder el tiempo: estudiá, porque si YOLEÁS vas a laburar en un McDonalds. He ahí el meollo de este posteo:


¿Viste que no tenías que cerrar la pestaña todavía? La cultura protestante norteamericana, conservadora, neoliberal, individualista y, hasta no hace mucho, una cultura de la abundancia, coloca al esfuerzo como único prerrequisito para el éxito en la vida. Éxito, este, que sólo puede ser laboral. Estudiá, esforzate o... agrandame el combo de papafritas, macho. Lo que deben estar siguiendo de cerca los think tanks liberales es el sentido latente del YOLO, ya que expresa a un grupo humano imposibilitado de pensar en el futuro. Porque no lo ve, porque los EE.UU. están intentando salir de una crisis, de una recesión tal que llevó a los norteamericanos a cuidar sus puestos de trabajo. Acostumbrados como estaban a cambiarlo, a mudarse de acuerdo a nuevas ofertas, ahora el mercado laboral se contrajo, el desempleo aumentó y un trabajador cuida su empleo porque sabe que conseguir otro no será tan fácil como antaño. El YOLO representa un pensamiento más primitivo que el anteriormente descripto: la imposibilidad misma de encontrar trabajo. Un sistema que no incluye. Por lo tanto, ¿para qué esforzarse? ¡Festejemos mientras aún somos jóvenes y bellos!

La manera en que los contextos socioeconómicos influyen en la cultura entrega signos y síntomas que, a veces, pueden ser más accurate, más precisos que los fríos números en planillas de excel que manejan los economistas, esos muchachos y muchachas que nos engañan haciéndonos creer que lo suyo es una ciencia dura y no brujería o quiromancia, algo más relacionado con lo social que con las ciencias exactas. No es por nada que en el empleo se centra la campaña que puede abrirle a Obama su reelección.

En fin, por si aún después de leer este posteo no te quedó claro lo del YOLO, aquí va el último ejemplo:


13 pusieron huevos y comentaron:

Mabel dijo...

No cualquiera puede hacer una reflexión inteligente de una estupidez twitera .Bien ahi

Otra cosa -Ayer vi una propaganda de EEUU protagonizada por Clint Estwood q se llama "entretiempo"y no me acuerdo en q programa (seria TVR?)pero me dejo en estado de conmoción El punto es ; me pareció trágico el tono de esa publicidad .Trágico porq es obvio q no la están pasando bien y trágico xq piensan resucitar para volver a ser lo q fueron -Espero primero q se acabe el Imperio ,pero si resucita q estemos preparados unidos y organizados y si acaso osaran imponer algo ,la Unasur los detenga .

Ricardo dijo...

Mabel: gracias. Como dije en twitter: todavía no me decido si es un post en serio o humorístico, este.
La voy a buscar, a la propaganda de Clint.

Anónimo dijo...

Woody Allen avisó que los EEUU nunca dejarían que ningun sistema diferente al American Way of Life triunfara en el Mundo, por que se correría el riesgo de que los norteamericanos reaccionaran y se dieran cuenta que desperdician sus mejores años para ,con suerte ,terminar siendo unos viejos chotos que viajan todos juntos a sacar fotos a Miami... Pues bien, la teoría del esfuerzo es una sofisticación perversa de la esclavitud, en la que todavía tenés que agradecer estar dentro del sistema... ya está, me diste ganas de volver a ver American Beauty con el groso de Kevin Spacey.- Saludos.- Pablo.- el Bostero.-

Barullo dijo...

"La queja adormece, libera tensiones, uno piensa que ya hizo algo y puede conciliar el sueño con tranquilidad."

Podría aplicarse también a rezar y a los que en Facebook te piden que publiques alguna cursilería en tu muro.

Muy buen post.

Ricardo dijo...

Gran película, Pablo. Una buena crítica social muy bien relatada.
No sabía que el buenazo de Woody había dicho eso.

Barullo: sí, tal cual. Ahora dale "me gusta" a este posteo, así evitás que un gatito sea sodomizado por un puma. Ja.
Gracias.

Abrazos.

El padre Tereso de la Ruta dijo...

Me encantó eso de:¡Festejemos mientras aún somos jóvenes y bellos! La cagada es que yo no entro en ninguna de las dos categorías.Lo único bueno del asunto es que usted me dió la justificación perfecta para seguir siendo un amargo,pero ahora ya sin culpa claro.No tengo palabras vea...
Gringoviejo

El Sudaca Renegau dijo...

Hay un punto a considerar: el tiempo. El tiempo y el bolsillo.
Cuando a Ud. lo apuntan con un chumbo, piensa... todavía no me recibí, me espera mi jermu, tengo una vida por delante, y cosas por el estilo. Su muerte interrumpiría su proyecto vital.
Pero si del otro lado del chumbo hay un pibe que está en crisis de abstinencia, al que odia la sociedad, (no piense solo en los jóvenes android con exceso de triglicéridos Mc Donallds de yankilandia) cuya expectativa de vida no supera los 20 años, no tiene miedo a la muerte. El futuro, no tiene sentido y la muerte interrumpiría un constante monótono, cruel e injusto. No abortaría un proyecto. No tiene nada para perder. No sé lo que quiero... ¡pero lo quiero ya! Solo se vive una vez.
http://www.youtube.com/watch?v=U3iIRwPaQsg

Bueno... ya me mandé mi trotskyada. Ya denuncié...
PD: hace bien en explicar lo del twitter, porque no sé nada al respecto

El Sudaca Renegau dijo...

PD2: Me olvidé lo principal. ¡Excelente lo suyo Ricardo!... Es más un artículo que un post de blog. Me lo afano y chapeau. :)

Daniel H. Olivau dijo...

De su análisis socio-histórico podemos desprender otras puntas para seguir pensando sobre lo que le sucede a las sociedades imperiales cuando sus imperios comienzan el lógico declive.

Por ejemplo, ¿por qué el #YOLO no se expresa en una revolución? Digo, si no hay mañana y no tengo nada que perder... una buena revolución a la antigua, una bolchevique o francesa.

Recuerdo a un informe que le elevaron a Roca (si el que esta en los $100) diciendole más o menos "ojo que con el pobrerío. Está cada vez peor y son tantos que si se dan cuenta nos pasan por encima. Aflojemos un poco macho, es por nuestra propia supervivencia"

Disfruten el viaje.

PD: ojo también nosotros. Cris hace como un año que nos viene diciendo cual Stark: "se acerca el invierno"

iris dijo...

En realidad es una idea más resignada que revolucionaria. Un revolucionario cree que hay un mañana y que ese mañana puede ser mejor, por eso lucha.
Si no hay un mañana no hay motivo para dar una pelea a largo plazo, a lo sumo sirve para romper algo de pura bronca y luego irse ...

Ricardo dijo...

Gringo: nos alegramos de haber realizado un servicio a la comunidad (?).

Sudaca: en todo de acuerdo. Por eso hablo del rock chabón/menemismo, con los chicos en las esquinas fumando o tomando, de la cumbia villera/crisis2001. En algún comentario reciente decía cómo había cambiado el tópico cancionero de ese género: cuando antes hablaban de droga y cana, ahora las letras son más de fiesta, alcohol y mujeres. Algo significa. Claro, a ver si lo estudian en Sociales, je.
Le agradezco.

Ricardo dijo...

Daniel: ¿las buenas revoluciones a la antigua siguen existiendo? ¿Podemos enmarcar a las primaveras árabes en esas categorías? ¿Qué representan los 15M y los OccupyWallStreet?

Coincido con Iris, que para pelear tiene que haber una idea enfrentando a la que se verifica en la realidad, una promesa de algo mejor.

La sociedad yanqui viene de un lugar mejor. Claro, conseguido a fuerza de matar árabes, asesinar latinoamericanos, hambrear países enteros y someterlos por las armas o por vía comercial. No debe ser fácil salir de la lógica del American Way of Life.

Abrazos.

Ricardo dijo...

PD: don Sudaca, recién escucho la canción que linkeás. Me hizo acordar a un libro que leí hace poco sobre el Frente Vital: "Cuando me muera quiero que me toquen cumbia", de Cristian Alarcón. Me lo recomendó Rodrigo (dialogandodemiconmigo.blogspot.com).