lunes, 30 de julio de 2012

Los diputados de Clarín

#TodosSomosCarrió podría ser el hash twittero. #TodosSomosGiudici. Una línea de tiempo debería remontarse en el pasado remoto, prehistórico (?), para dar cuenta del seguidismo clarinista de algunos telepolíticos que, además, no reciben el ancho de banda (Fibertel trucho) que les correspondería por los servicios prestados. Para el caso, diputados de la Nación deben estar festejando ahora formar parte de la noticia principal de tapa, como no deben estar festejando los del Vatayón Militante por haber sido tapa ayer y hoy. El Vatayón no tiene diputados.


Se les nota demasiado, muchachos. ¿No tienen un asesor que se los diga? Un "che, mirá, queda como que te conduce Clarín, ¿viste? No da. Fijate lo que sacaron Carrió y Giudici". Igual, debo reconocer que me sorprendí: está vez la denuncia no proviene de Bullrich, Pinedo y Amadeo (no vaya a creer que no tendrán pito y matraca en esta fiesta de la democracia), sino de Carlos Comi (Coalición Cívica) y Gerardo Milman (Gen): «Gran revuelo ha comenzado a generar la información periodística que indica que algunos detenidos serían autorizados a salir de los centros de reclusión para asistir a actos organizados por el kirchnerismo. (...) Carlos Comi anticipó que denunciará al titular del Servicio Penitenciario, Víctor Hortel. Asimismo Comi y el diputado del Gen Gerardo Milman anunciaron que pedirá la interpelación del ministro de Justicia, Julio Alak...». Todo en condicional. La noticia de ayer también. Periodismo amarillo. #ClarinEsMuy. El trío afectado de clarinitis crónica, Bullrich, Pinedo y Amadeo, se dedicarán, en cambio, a la inspección de cárceles. Está muy bien. Claro, uno no puede ser tan... anti-opositor y decir que hay cosas más importantes y urgentes (como cuidar el empleo, por ejemplo), aunque los opositores apelen siempre al latiguillo: ley de Medios no, porque más urgente es resolver la pobreza estructural; matrimonio igualitario no, hasta que no se resuelva la cuestión Malvinas; resolver la pobreza y la cuestión Malvinas no, hasta que no se resuelva la difícil situación que atraviesa el campo. Je.

Ninguno de los mencionados para la pelota y dice sí, se trata de una agrupación política que organiza eventos culturales con y para presidiarios. ¿Por qué no tiene una el Gen, la CC, el Peronismo Federal, el PRO o el... ¿pará, a qué partido pertenece ahora Bullrich?

A la preocupación de Laura Ingalls Alonso por la posibilidad de que las cadenas nacionales signifiquen censura al programa de Lanata ahora debemos sumar más mamarrachos. A veces me hacen coincidir con Pérez-Reverte, vean, y pensar que muchos diputados sobran en el Congreso. Después recuerdo a Diana Conti, claro.

10 pusieron huevos y comentaron:

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Muy buen post Richardinho. Este fragmento me parece fundamental:

"Ninguno de los mencionados para la pelota y dice sí, se trata de una agrupación política que organiza eventos culturales con y para presidiarios. ¿Por qué no tiene una el Gen, la CC, el Peronismo Federal, el PRO o el... ¿pará, a qué partido pertenece ahora Bullrich?"

Algunos siguen la línea clarinete. ¡Qué lo parió! Había escuchado algunas entrevistas de Milman, y me parecía un tipo piola.

Abrazo!

ram dijo...

Bueno, esta mañana por tele, un humanoide con cargo electivo (radical, creo) repetía el versito.
Se me ocurre que el gobierno, nacional, debiera presentar un proyecto de ley para segregar Santiago del Estero, es inaceptable que se llame provincia a lo que no debe ser otra cosa que un rejunte de presos con permiso y que, en otro vil ataque de la diKtadura, ya dejaron atrás el chori and tetra por la condición de preso ambulatorio.
Hay que salvar la república, sí, la república madre que los parió, a mañeto y sus chirolitas (que financiamos con MIS impuestos y la plata de los jubilados).

Moscón dijo...

El pelado comi se va a comer un papelón(o ya se lo está comiendo),los permisos de salida transitoria que dan los juzgados vienen escritos en grandes papeles.
Y vendría bien que le pague la deuda a Vicente Romano,el de la vidriería Dalí.Es de hace unos años pero Vicente no se olvidó.En Rosario nos conocemos todos.

Ricardo dijo...

Rodrigo: es que hacer eso sería hacer política y no telepolítica. ¿En qué beneficia sus kiosquitos políticos?

ram: ¿vió que rápido salta el termómetro Dornbusch o Pérez-Reverte? Dan ganas de sacar un proyecto que diga que sólo los diputados que presenten proyectos productivos van a cobrar su sueldo, je.

Moscón: ¡jaaaaaa! Adaptando la sentencia jacobowinogradiana: ese ya no es un ratón, es un Mickey Mouse de bengala (?).

Carlos Comi: ¡pagale el vidrio que le debés a Vicente Romano!

ram dijo...

Ricardo, lo que les resultará espantoso es si, esos diputaditos, tuvieran que indemnizar por el gasto fiscal (a pérdida pura) que implican sus amores con mañeto y asociados.
Ahí se les extingue la raza.

Sujeto dijo...

Clarín no tiene límites. Pero no digo que Clarín no tiene límites en su feroz oposición, en su insaciabilidad, en su odio. No: Clarín no tiene límites en considerar a quienes lo leen unos reverendos idiotas. Pregunto, ¿andará tan escaso de gente el kirchnerismo, que lleva presos a sus actos? Quizá con el 55% y la masiva movilización juvenil no le alcanza.
O a lo mejor tenga que ver con las visitas que hicieron a cárceles bonaerenses Mariotto y organismos de DDHH, o con la editorial de ayer de Vertbisky, que no causaron precisamente alegría en el Servicio Penitenciario Bonaerense.
El asunto es que es una operación tan berreta, que solamente oligofrénicos como los diputados que mencionás pueden hacerse eco.
Por favor, un poco más de respeto por la inteligencia...
Abrazo

Ricardo dijo...

ram: bueh, ahí está Aguinis para llamar a la rebeldía fiscal de los resistentes. No dan puntada sin hilo, ¿vio? Se venían atajando de lejos.

Sujeto: absolutamente de acuerdo.
Según Carrasco, además, el tipo que firma la nota de ayer y la de hoy puede no estar entendiendo cuál es el papel que termina jugando en estas cuestiones de los distintos modelos de encarar la política carcelaria. Yo lo creo difícil. No hay que ser una luminaria tampoco. Pero es posible: el nivel de nuestro periodismo opositor es bastante berreta. Supongo que los nuevos tiempos políticos y el descrédito de los viejos periodistas, los que se quemaron inventando ficciones que luego se nunca se verificaron en la realidad, lleva a apurar a los más nuevos.

Abrazos.

Daniel H. Olivau dijo...

Buenas. No me deja de sorprender la cantidad de consumidores que aún tienen estos medios. Es como cuando aquí en Tucumán le pregunstas a alguien "che, tenés internet ¿por qué seguís leyendo La Gaceta" y el chango/a te dice con ojos vacuos "y... no sé"

Disfruten el viaje.

iris dijo...

Lo de los diputados fue patético pero la verdad es que por berreta que fuese la operación tocó una fibra nada positiva: el deseo de muchos de que las cárceles sean depósitos de gente y nada más.
De ahí que estas iniciativas de reinserción escandalizan más que los casos de tortura.

Ricardo dijo...

Daniel: por ahí es la fuerza de la costumbre. Por ahí que de algún lado hay que tomar alguna data para sentirse con los pies en la tierra. No se.

Iris: que el que entra no salga más. Ese puede ser el resumen.

Abrazos.