jueves, 26 de julio de 2012

Ya que no me respondiste de Argentina: en España, ¿adónde está el poder, Beatriz?

De aquella recordada intervención de #Sarloen678 recuerdo esa pregunta de Forster (la que titula el posteo) como lo más mejor (sic) del programa. Ahora podrían invitar a Charlotte Chantal y preguntarle algo parecido: ¿adónde está el Pájaro Caniggia, Charlotte? Es que el debate político se fue por la canaleta de la inexistencia de oposición por fuera del propio peronismo. ¿Adónde está el poder en nuestro país hoy? Está en disputa, todavía, pequeños grasshoppers, pero el Estado recuperó terreno con fuertes críticas al gobier... Ah, no. En fin. En España, por ejemplo, no está en disputa: el poder no está en los votantes españoles, no está en los partidos políticos españoles (cómo será que reaparece Felipe González), no está en los sindicatos españoles (un ejemplo de combatividad: combaten con todas sus fuerzas las ganas de salir a protestar) y no está en el gobierno español. Un matemático diría que el común denominador de todos los mencionados es "español". ¿Y entonces? ¡Pos' en los organismos financieros, mi amigo! A las pruebas irrefutables nos remitimos: Rajoy anuncia al que califican como el recorte más importante de la historia española un viernes 13 (poco tacto, cantado que salía mal. Si lo hacía un jueves 2 de otoño también, pero bueh...) y los mercados, el lunes siguiente, reaccionaron con escepticismo. Más bien (y para usar terminología académica y periodística económica) se le cagan de risa al ajuste: cae el Ibex 35 y sube la prima de riesgo.

Link a la nota...
La traducción es: no importa lo que haga España (siempre que siga ajustando, si no empeorará -pobres, un timoléptico para ellos- el humor de los Mercados y-creeme-que-no-querés-que-eso-suceda), el poder está en el BCE. A las pruebas nos remitimos nuevamente:
La prima de riesgo cae con fuerza y baja de los 600 puntos tras el aviso de Draghi
  • El presidente del BCE asegura que está listo para hacer "lo que haga falta" por el euro
  • "Y créanme, serán suficientes", advierte en referencia a las eventuales medidas
  • El diferencial se sitúa en 564 puntos básicos y la Bolsa española sube más de un 3%
Independencia económica, soberanía política: Pfff... Un montón.

4 pusieron huevos y comentaron:

iris dijo...

La pregunta de los españoles debería ser:
¿Cómo se le saca una tajada de poder a quienes lo monopolizan ?
La respuesta puede no existir...

HUINCA dijo...

buenas... hay algo que me comenzó a dar vueltas hace un tiempo, que es una difeencia fundamental entre la sociedad española y la argentina (ejem, porteña), que es que el español tiene en su imaginario un pasado de pobreza (podría parafraseárselo futbolísticamente, aunque ahora ya no se da, "jugamos como nunca, perdimos como siempre") y el argentino un (falso) pasado de vacas gordas. Entonces, si bien hay protestas, etc, no se vive tan dramáticamente, es más, si observás las noticias, ves a los manifestantes más bien risueños.Y no es que los españoles se rían de todo, todo el tiempo. No no. Igual estoy escribiendo esto y ahora mismo se están matando todos. Pero me parece que no.
En cuanto al poder... está en Telefónica, en las grandes familias que son siempre las mismas. Cero cuestionamiento, desde hace mucho mucho. En fin

En realidad, puestos a entregar el poder, yo se lo entregaría sin lugar a dudas a El Corte Inglés.Eso sí que es un estado dentro de un estado, con empleados contentos que trabajan ahí todas su vida; además, una empresa reinstalada -bien- en el imaginario español, no como telefónica que es odiada. ¡Todo el poder a El Corte Inglés!
Abrazo
Rick

Daniel dijo...

Bueno, en Italia por ejemplo -a la que tienen hoy en día atendida por sus propios dueños- ocurre lo mismo. Y todavía no les llegó el invierno, que allí es bastante crudo.

Ricardo dijo...

Iris: puede no existir, efectivamente, porque para ganar discrecionalidad política primero deberían conseguir la económica. O algún margen por lo menos.

Rick: interesante. Recuerdo haber leído una viñeta humorística francesa que decía que cuando un francés sale, protesta, y un español, cuando sale a protestar, inmediatamente se mete a un bar.

Para la contenciosidad (¿existe la palabra?) española, las protestas son importantes.

Daniel: rindiendo homenaje a Biolcatti (!!) y Grondona (!!!!)... Existe un señor llamado Draghi, ¿no? Capo del BCE él, ¿no?