miércoles, 27 de abril de 2011

Los anti-opositores

La acumulación de consenso social pergreñada por el kirchnerismo desde ese escaso e iniciático 22% propició el ser caracterizado como una hegemonía primero, una monarquía luego y, finalmente, un chauchescucismo que carece -para colmo- de las innegables bondades de Ceaucescu como líder. Tan central se tornó el kirchnerismo, tan potente, que dió nacimiento al anti-kirchnerismo, un colectivo al que se subieron todos los opositores cuando Clarín inauguró el recorrido de esa nueva línea (editorial). Así anduvimos por un tiempo, para gozo de nuestras amistades chimpancescas que, ante cada tropiezo oficialista, no dudaban en recordarnos:

- ¿Viste? No les queda mucho al tuerto y a la yegua...

Uno, un tipo que se ufana de tener vuelo intelectual, de la profundidad de sus apreciaciones y de ser decididamente respetuoso en la argumentación, sabía responderles:

- Pero 'cuchame, Carlitos, ¿por qué no te vas un poco a la reputísima...?

Eran tiempos de acumulación para ese colectivo opositor, que parecía llevar a Gerardo Morales -cual Otto del subdesarrollo- como chofer virtual de un autobús teledirigido por Magnetto. En algún momento del camino, para decepción ahora de Paolo Rocca, ese colectivo se convirtió en un autito chocador atolondrado -quizás sólo fue eso siempre- y no hubo control remoto que lo encauzara.
La segunda mitad de 2009 y 2010 dieron muerte al antikirchnerismo y no sólo florecieron mil flores K sino que, además, como le gusta decir a Carrió, la República parió a otro engendro, ya no tan enojado pero si profundamente desilusionado: el anti-antikirchnerismo.
Se equivocan quienes ven en ese significante un apoyo hacia el peronismo gobernante. Si bien algunos, no netamente K, aceptaron que era la oposición la que los empujaba a ser oficialistas, este nuevo colectivo, los anti-opositores, representan a un grupo más selecto y sofisticado de los votantes opositores: no se conforman con cualquier antikirchnerismo y prefieren uno de elite o la nada misma. Son el troskismo del voto antiK: ante la ausencia de pureza opositora, rompen y se van. Uno podría sostener ahora el siguiente intercambio con uno de ellos:

- Che, ¿la vas a votar a Cristina en octubre?
- ¡Nunca!
- Ah... vas a votar a alguien de la oposición...
- ¿¿Só' loco vo'?? ¡¡Menos!!

Podemos arriesgar el comportamiento electoral de este sub-grupo:

  • 896 anti-opositores no concurrirán a votar.
  • 314 colocarán en el sobre una foto de Mario Vargas Llosa.
  • 6 votarán, convencidos, por Carrió, en una especia de voto castigo a la oposición.
  • 1 colocará en el sobre una foto de Vargas Llosa festejando con Humala su triunfo electoral. Pensará que está siendo re irónico.
  • 1 votará por Cobos: su señora.
  • 3 amigos se pondrán de acuerdo, fotoshopearán a opositores en una orgía gay y colocarán el fotomontaje en el sobre. Cuando se lo cuenten a otros amigos, éstos desearán haberse sumado a la movida.
  • 2 ya dejaron de mandarle tarjetas de navidad a Barrionuevo.
  • 1 pensará en juntar un montoncito de boletas opositoras en un rincón del cuarto oscuro para hacerles pis encima pero no se animará.
  • 17.927 se harán fervientes kirchneristas, dirán que 678 es tibio y llevarán una foto de Orlando Barone en la billetera. Serán la ultra-mierda oficialista, para diferenciarse de esos otros, que apoyan tan tímidamente al proyecto nacanpop.
  • 9 ya estuvieron en la plaza pidiendo Paka Paka Para Todos y dunga dunga para Macri, Duhalde, Cobos y Sanz.
  • 1 votará a Eduardo Duhalde: Eduardo Duhalde.
  • Casi 10.000 votarán por Cristina.
  • De esos 10.000, 9.356 dirán que que votaron por el Partido Obrero.
  • 26 votarán, efectivamente, por Pitrola o Altamira. Se consolarán luego pensando que son los únicos que se oponen siempre a todo y como Dios manda, aunque sean ateos y marxistas. Al final del día podrán consolarse repitiendo como mantra: - Sí, voté a los del sucio trapo rojo... ¡Pero hasta los norteamericanos se aliaron con Stalin para derrotar a Hitler! Uno podría mencionarles la Ley de Godwin pero, con seguridad, optará por no hacerlos sufrir más. Ya se encargaron de eso, antes y mejor, aquellos que debido su ineptitud y carácter pusilánime dieron origen a estos descastados.

Mientras llega octubre, muchos anti-opositores navegan aguas tormentosas de cuestionamientos vanos y engrosan los guarismos de su candidato -por ahora- preferido: NS/NC.

11 pusieron huevos y comentaron:

Abel dijo...

A esos especímenes se los ve pululando en los distintos foros. Son opositores que no tienen candidatos porque no ven ninguna alternativa en el amplio abanico de candidatos. Cuando observan lo que hay en la vereda opuesta al kirchnerismo se desalientan aún más.
Más de uno, ya habrá llegado a la decisión de votar a Cristina porque representa el "mal menor".
Saludos!

Larabi dijo...

ojo... algunos votarán a Cristina vía el sabattelismo... claro que tal vez no se los considere opositores... también hay que ver desde que provincia votan... acá en Río Negro dicen que van con Cristina los peronistas como Soria, hay afiches por todos lados de Soria y Cristina, y Soria es del riñón Duhaldista, con lo que algunas veces votar a lo que sería oficialista termina siendo oposición en tiempo más, tiempo menos... siempre está la opción del corte de boleta claro.

Ricardo dijo...

Tal cual, Abel. Ya el año pasado muchos decían que podía haber un "voto vergüenza" que votara a Cristina sin reconocerlo luego. Ahora creo que se invirtió y alguno que vote a la oposición dirá que votó a CFK, je.

Larabi: muchos que se decían opositores andan haciendo profesión de kirchnerismo.

Abrazos.

Algún Peronista dijo...

Muy buena descripción.
Para mi gusto, faltan algunos votos para Pino Solanas.
Y Felipe Solá, a quién votaría?
Abrazo.

Ricardo dijo...

Algún: ¿le parece? De la única manera en que podrían castigar con el voto a Solanas es que lo hagan efectivamente Jefe de Gobierno.

Abrazo.

Tango D. dijo...

Hasta ahora, es el análisis sobre tendencia de voto más coherente con que me encontré. Eso sí, no faltan los que dicen que hay que votar "gente nueva". En fin, felicitaciones. Abrazo.

Ricardo dijo...

El análisis le debe su coherencia a la ídem de los opositores. Es a ellos a quienes hay que agradecerles, faltaba más.

Abrazo.

rinconete dijo...

Ricardo

No se puede escribir cualquier cosa, inventar argumentos, tergiversar (si, si, se escribe así) la realidad. No se puede decir mentiras con el pretexto de defender este modelo.

La esposa de Cobos no lo va a votar. Está chequeado y lo sabés.

No jodamos, che.

Ricardo dijo...

Según mis fuentes, Cobos va a recibir un voto. Pensé que podía ser la jermu porque la hija, imposible.

En fin, no lo sabremos nunca.

Javier dijo...

Ricardo como explicas la construcción que repiten como loritos muchos que se podrian considerar el medio pelo de que no queremos ser como Cuba o Venezuela ?

Lo peor es que a un a de esta spersonas cuando le dije que yo militaba en el partido de Sabbatella me dijo que Sabbatella era la gran esperanza para el futuro . Pero entonces será que la gran esperanza es ser como cuba y Venezuela o lograr un estado pluricultural como Bolivia o como pregina la nueva izquierda a partir de El Nuevo Topo de Emir Sader ? :))

Un abrazo

Ricardo dijo...

Porque tienen una calesita a contramano en el balero. No sólo no entienden nada, sino que lo poco que entienden, lo entienden mal, je.

Igual esos argumentos son viejos. Reflotaron lo de la chavización por lo de Techint, pero si no prendió antes, menos ahora.

Abrazo, Javier.