viernes, 15 de abril de 2011

La Nacion se moderniza

Era lógica y necesaria un renovación, un insuflo de aires nuevos en el periodismo opositor. Bienvenido. Lucrecia Bullrich, en La Nacion, es uno de los exponentes de lo que podrá ser el nuevo periodismo, que será similar al viejo en cuanto a la defensa de iguales intereses pero gozará de la ventaja de un prontuario limpio y reflejos menos anquilosados que sus predecesores.

Casi desde la pelea por la 125 y hasta las elecciones de junio de 2009, comicios que -como ya dijimos antes- fueron ganados por la prensa opositora antes que por los candidatos políticos, los medios opositores encontraron oídos abiertos y conciencias permeables a su discurso. Luego, con el debate por la Ley de Medios -antes que su sanción misma-, les resultó complicado sostener su posición cuando empezaron a hacerse públicos los engranajes con los que ponían a rodar ficciones y operaciones de prensa. Si la sociedad había decidido -en parte gracias a la bajada de línea mediática- castigar al kirchnerismo el 28J , la sociedad conoce ahora la manera en que el periodismo independiente sesga la realidad para acomodarla a sus intereses.

Un nuevo ejemplo de ese sesgo es la nota de la mencionada Bullrich "Cristina, entre el fuego amigo y la pólvora mojada", que cabalga sobre un perfecto resumen de los argumentos opositores con los que intentan abrir grietas dentro de la coalición de intereses que sostiene al oficialismo. Estos serían el límite que estableció Urtubey con el gobierno nacional luego de ganar las elecciones o, traducido, el límite que algunos pondrían ante tanta "intromisión" moyanista en cuestiones políticas y no sindicales. La mención a la apuesta por Wayar va en el mismo sentido. Otro argumento será, como ya dijimos también antes, las disputas hacia el interior del gabinete. En esta ocasión, sobre las palabras de Garré buscan un enfrentamiento con Aníbal Fernández. Mejor trabajo, Lucrecia, hace Artemio con Filmus. No creo que sea para tanta preocupación pero te agradezco. Y sí, como no podrá faltar en cualquier análisis opositor de acá a octubre, el enfrentamiento del nuevo actor, la juventud, con la CGT, con el peronismo territorial o con el empresariado.

Subyace en la nota la apelación al miedo a que todo se desmadre por peleas intestinas. Es claro, si esperan que los opositores políticos sean capaces de escalar en la consideración social podrán estar esperando hasta el 2030, como mínimo.

Lo que me parece interesante es que, al contrario de -por ejemplo- Leonardo Míndez en Clarín, Bullrich no parece escribir desde el odio sino intentando reflejar la realidad como la puede entender alguien que no dispone de toda la información. Es un paso adelante para La Nacion.

14 pusieron huevos y comentaron:

Unfor dijo...

Siempre que no sea "por ahora" lo de ésta mujer, y en esa redacción se termina "contagiando".

Ahí fue B.B. King...

manuel el coronel dijo...

hablando de Juventud, poco mostraron a los compañeros de la Juventud Sindical ayer en la espera a al condena a Patti.

Esa grieta de la que hblas ricardo, también se da por omisión.

Columna Norte dijo...

Sabemos que todo el año intentarán generar grietas para quebrar al Movimiento Popular. Por eso hacen periodismo mercenario.
Un saludo,
Ikal

profquesada dijo...

Lucrecia y Pagni me recuerdan a la "parábola" del policía bueno y el malo. El mismo papel juega en la Nación la Sarlo. Son dos caras de la misma moneda y colaboran en el mismo trabajo. en LN se permiten esos lujos porque son finos no como el Clarín de la inNoble.

Almita dijo...

Siempre, desde que ejerce la presidencia, se ha intentado desde Clarín y La Nación mostrar a la presidente como alguien que se balancea en una cuerda floja, como una acróbata de circo, que está a 20 milisegundos de la caída final, o la traición final, o lo que sea final.
Tendría que llegar esta gente a la conclusión que, o han venido mientiendo, o si tuvieran o tuviesen razón, en tal caso, la presidente es una excelente acróbata, y por ende no corre riesgo alguno de caer.
Digo, como para que se dejen de joder, ¿no?

Ricardo dijo...

Unfor: aunque no escriba con bronca, defiende a los mismos intereses. No es que se contamine. Es.

Manuel: mirá vos, no sabía. ¿Ves? Tenés razón.

Ikal: sí, igual te digo que el término mercenario a mí mucho no me gusta. Me parece que están convencidos de que tienen que cuidar los intereses de su clase. Y, obvio, si se puede ascender, mucho mejor.

Profe: tal cual. A La Nacion la puedo leer. A Clarín me resulta muy difícil, por lo pobre de los argumentos y por la prosa de mala calidad.

Almita: y podríamos preguntarles, además, como piensan que podrían balancearse en esa soga estadistas de la talla de Alfonsinito, Cobos o Macri, ¿no?

Abrazos.

Almita dijo...

Alfonsinito, Cobos o Macri no llegan al primer peldaño de la escalera...jejejeje

Pablo D dijo...

No sólo de odio está teñida su prosa, hablo del pánfilo de Míndez. Es más, creo que ni siquiera le da la capacidad mental para expresar siquiera ese sentimiento. Míndez es un analfabeto, un enano mental absolutamente funcional a la estrategia del grupo de la apropiadora de desplegar una caterva incesante de conceptos (¿?) sobresimplificados en orden a imprimir efectividad a un ataque despiadado al Gobierno por parte del gorilopolio que si fuera profundizado no sería posible de ser sostenido.

Bullrich, Lucrecia, en cambio, tiene una prosa y un tratamiento de los temas que toca mucho más acorde a la capacidad de lectura de los que conocen el alfabeto en su totalidad.

El que viene bien en LN, síganlo que no los va a defraudar, es Martín Dinatale. Martín es de los pocos que en la prensa hegemónica le da sin asco a los empleados a sueldo de los gorilopolios (el Grupo A), desde la perspectiva táctica estratégica, porque resulta que a través de ese prisma resulta que son, sencillamente, unos inservibles.

Nota aparte para Pagni, que esta semana, como el Gobierno decidió enviar directores a las empresas privadas en las que heredó la participación accionaria que en ellas tenía ANSES, ha elevado su cantidad de columnas semanales: suele escribir dos por semana en tiempos normales y esta ya va por cuatro.

Y otra para el inefable Sirvén, quien hoy, en LN, despotrica contra Menem por sus políticas de remate del patrimonio nacional, justo desde las páginas que quizás más defendieron esa política, algo que ya analizamos en Segundas Lecturas en aquel post de principios de 2010, cuando recordamos los días de López Murphy en el MECON. Too much, diría un bombón que desde hace algo más de tres años trabaja de Jefa del Estado argentino.

De luxe, Richard!!

Abrazo!!

Ricardo dijo...

Almita: si los dejan entrar al circo es en carros con rejas, jeje.

Pablo: lo voy a leer a Dinatale. Seguramente lo leí pero no lo tengo registrado.

Y pasa en algunos momentos. Por ahí le tocó a Majul (¡a Majul!) tener que escribir varias columnas semanales.

Pero debo discrepar con vos respecto a la nota de Sirvén. Lo dije en twitter y creo que está ahí a la derecha:

"Pensé que nunca iba a escribir algo así pero -excepto el título- me gustó la nota de @psirven de hoy: http://bit.ly/gaWbE2"

Creo que hace una descripción bastante ajustada en términos históricos. Obvio, le endilga al peronismo esa ansia de poder que, supuestamente, no tendrían otros partidos más eh... ¿institucionalistas?, je. Pero es la primera vez que leo algo del tipo y no me parece básico.

Abrazos.

ram dijo...

El diario ése, tiene guita, lo que seguramente implica que tiene capacidad de modernizarse, habrá sistemas muy eficaces, impresoras de altísima velocidad en colores, el papel es de ellos y su personal, sean negros o blancos de primera, estará bien capacitado. Unos para manejar las máquinas y los otros para "pensar".
Ahí empieza la joda, la tecnología del siglo 21 no se debe llevar muy bien con la ideología y las mentalidades del 19. Un diario muy bien hechito y un contenido que es una porquería, la negrada del taller que le saca el jugo a los juguetes tecnológicos y los de la "raza superior" escribiendo las boludeces que les dictan.
Notengo imágenes a mano para explicarlo pero, pueden servir aquellas de las Hilux o Frontier o Amarok y esos morochos del norte en las casillas mugrientas "desflorando maíz". "Casas más, casas menos, igualito a mi Santiago" podría parafrasearse a algún folklorista de provincia de baja calidad de voto.
Puede que me equivoque pero creo firmemente que no hay que leer esas porquerías ni darles difusión a estos cagatintas de diseño, los matices que tenga cada uno no va a depender de su habilidad para acomodar palabras o ideas - no - siempre será para que "representen" a la variedad de reaccionarios que leen el pasquín, majul para los frívolos más berretas, joaco para el nostálgico de los milicos más recalcitrantes, pagni para los que andan detrás del puterío empresario/político soñando que les tire un dato "salvador" y así, un escriba para cada pescao del espinel.
Esta chica probablemente sea una cara nueva, estéticamente mejor que las "estrellas" y de pelambre menos grosera pero, como bien se sabe: "aunque la mona se vista de seda......"
Son una rémora de un pasado siniestro, no solamente atrasan un siglo, también lo que "extrañan" implica sangre, represión e imposibilidad de progreso y modernidad.
Hay que mirarlos con el mismo asco y repulsión con que su actual ídolo - el pino - nos mira a los argentinos de baja calidad.

Residente. dijo...

Sinceramente me parece muy triste, qe parte de la oposicion - no toda e- haya dejado de hacer politica y se entregaron a los medios. Coincido con vos, no tengo dudas qe gano en 2009 por los medios qe atolondraron los sentidos de todos. Lo qe qisiera ver, si se postula cfk y gana, va a ser historico xq sera la primer presidenta qe clarin- pasqin a esta altura- no voto. Como parece qe cfk ya es ganadora, los otros unidos por el espanto, mas qe por convicciones empiezan a ver xq qe costado le entran. La atencion la tenian en 2009, pero ya la perdieron y se empieza a notar su premura.

Saludos !

Ricardo dijo...

ram: totalmente de acuerdo.
Es interesante, igual, cómo obligados por las circunstancias y una derrota cultural tienen que ir renovándose y lavándose la cara.

Residente: ¿qué parte de la oposición no se entregó atada de pies y manos a los medios y, fundamentalmente, Clarín? Hasta la izquierda troska tuvo sus minutos de fama. Les faltó un título principal, nada más. Pienso y no se me ocurre. ¿Binner?

Abrazos.

alejandro dijo...

Desde siempre fué muy difícil leer La Nación, pero a partir de 2009 se volvió una tarea imposible, tan desagradable como obligarse a hojear un libro de medicina con fotos de enfermedades horribles. Clarín, sin embargo, con mucha calma y cuidado, lo pude seguir mirando, ya que siempre hay que saber en qué andan los que deciden. Desde entonces que vengo escuchando mucho eso de que Clarín es ilegible ( es cierto, son más desprolijos ), pero que La Nacion será lo que será pero es un diario "serio". Sin embargo, vuelvo a intentar leer La Nación; a ver si es cierto que se calmaron un poco; pero me encuentro a los fachos enloquecidos de siempre, esos que dan entre miedo y náuseas.

Ricardo dijo...

Bueno, Alejandro, será que yo estoy acostumbrado y me gustan esos libros de medicina con fotos de enfermadades horribles, je.

A mí me pasa exactamente al revés: los veo enloquecidos a los de Clarín y menos desbocados (excepto en esos editoriales anónimos) a los de La Nacion. ¿Cuestión de gustos?

Saludos.