jueves, 23 de junio de 2011

El kirchnerismo como la estética de la fealdad


No son lindos los simpatizantes kirchneristas, doña. Son feos. Hay que aclararlo, porque no es lo mismo ser feo que no ser lindo, aunque Feinmann pueda decir que -además de agredirlo con mi prosa- lo feo es lo dialécticamente opuesto a lo bello y, como tal, condición necesaria para la existencia de la belleza.

Entendemos a la belleza como lo armónico, como lo proporcional. Tenía sentido en nuestros orígenes: los mejores genes eran los que más proporcionalmente se expresaban en el fenotipo. Una buena alimentación colaboraba. Esos especímenes eran los más aptos para la procreación. Pero esa visión es casi genético-histórica-filosófica. Como este blog. Hablemos mejor de la estética de lo feo.

La estética, al fin y al cabo, es esa disciplina que demanda horas de gimnasio y mucho dinero para pagarlo; horas de hambre y dinero para comprar productos light en el súper; cremas, shampúes y una cartera o billetera abultada para las empresas de cosméticos; usar accesorios, ropa de moda y, por supuesto, cara. Y cambiarla cada temporada, ¿eh? ¿A ver si te avivás y querés usar el próximo invierno esas botas del año pasado? No, nena, no. Eso no es chic. ¿Te la imaginás a Susana repitiendo el vestuario? El dinosaurio la ve con los mismos anillos y ahí nomás va y se extingue de nuevo, no jodamos.

O sea, la estética de lo lindo demanda dinero. ¿Nos vamos entendiendo, Sarlo? Ser feo, usar camisas feas, abrigos de polar antes que camperas de La Martina, no comprar la crema antiacné, bueno, eso no le reporta dividendos a nadie. Al fin comprendemos los buzos de Orlando Barone: ¡son un abierto desafío a los centros de poder mundiales! Bancatelá, Grupo Bilderberg. ¿Y qué hacemos entonces con el capitalismo, leninistas? Lenonistas. ¡Leno-onanistas! ¡Ustedes quieren destruir al capital! ¡Peronistas! Sigan cantando su marchita y combatiéndolo, dale, que se quedaron en el '45 y el Muro ya cayó.

He ahí una justificación de la estética menemista.

La estética de lo feo, ese prejuicio contra el negrocabezismo, el negrochoripanerismo, el negro, en resumidas cuentas, es una herramienta política también. Pobre: le funciona mejor a L'Oréal como estrategia de ventas, pero herramienta al fin. Porque los intereses de los que proponen la estética de "lo lindo", de esas chicas que muestran orgullosas las costillas como si ser caquéctica fuera un logro -lo es, es el triunfo de lo cultural sobre lo orgánico-, están íntimamente imbricados con los que denuestan (aprendé, Barcelona) el seisieteochismo, los malísimos Barones del Conurbano, el peronismo todo y, claro, D'Elía y Moyano, feos como los que más. Los trajeados versus los descamisados, a ver si nos entendemos.

Es por eso que la estética fue variando a través de la Historia. Antes, estar bien comido y pálido era signo de status. Lo redondo era bello. Porque demostraban así su pertenencia a la clase acomodada, que no debía laborar bajo el rayo del sol y comer todas esas porquerías que podían conseguir los negros, como los bichos bolita de la caca y la tierra de las macetas del patrón. Ahora, que la rúcula es más cara que la polenta y que la cama solar es más cheta que los fluorescentes para la cajera del supermercado o el repositor del depósito oscuro y húmedo de Carcelfour, la pertenencia de clase se demuestra siendo como... las mellizas Xipolitakis. O como corno se escriba, vayan y busquen en Google.

La inmediatez como doctrina de estos años ha colaborado también. No hay posibilidad de abordar una perspectiva distinta a la impuesta en lo cotidiano -demanda cierto tiempo- y que le permita al artista, o a vos, encontrar la belleza allí donde no parece, de buenas a primeras, habitar. Nuestra concepción histórica del mundo nos lleva también a considerar a la fealdad emparentada con lo Malo, con lo Putrefacto, con la Muerte. Es otorgarle moralidad a un criterio estético: lo feo está en nosotros y es el rechazo o incomodidad que nos provoca lo así considerado.

Pero hay un problema, doña. Grave. Se olvidan de una cosa muy importante. Matemática. Nosotros, los perfecta y hermosamente feos, los bellamente no-lindos, somos más, muchos más. Y lo' vamo' a reventá', lo' vamo' a reventá'. Las palabras más lindas, además, tienen que ver con multitudes, con amistad, solidaridad, con el amor, las orgí... no, bueno, eso depende del gusto de la dama y/o el caballero; y se oponen a otras feas, horribles palabras, como soledad o abandono.

En fin, a ver cómo te jode, Valeria Mazza.

24 pusieron huevos y comentaron:

Ester Lina dijo...

Na... na... na... ni tan feos, ni tan sucios, ni tan malos... Estás mirando a los Kirchneristas con ojos de gorila... Estás tratando de que aparezcan diferentes a la estética culta... Pero no es así. Somos de todo. Somos el pueblo. Los que nos ponen en las categorías de feos, sucios y malos, es tan sólo para evitar reconocer que somos muchos, que sabemos lo que queremos, y vamos para adelante con una meta clara: una Argentina de todos y de tod@s!!!
Un abrazo compañero!!!

manuel el coronel dijo...

no sé, me hiciste acordar de poner a cristina en el encabezado del blog...

zoabra

ram dijo...

La verdad, le confieso, esperaba un post plañidero, pleno de llantos y lamentos, recuerdos a doña mamá de jotajota y no, de despachó con esta bonitura y dejó el llanto para la intimidad suya de usted. ¡¡¡Macho, el de lloriqueo callao, carajo!!!
Bueno el intento de compensar a la cadena nacional de la gente linda y sus noticias lindas, asumiéndose como peronista y feo.
Lástima que eligió referirse a doña sarlo que, pobre, ni real ni metafóricamente, puede ser considerada gente linda, aunque les escriba sus manuales de autoayuda antiK.
Hablando de gente linda, permítame corregirlo, la bella susana, hoy por hoy y en función a todo el plástico que la engalana, no le teme a los dinosaurios resucitados, no, un fósforo sí que le resulta peligrosísimo (más que un libro, mire lo que le digo).
Y ya que le gusta meterse en los pantanosos terrenos de la política, ¿está seguro que sólo los peronistas son feos?.
Como usted bien sabe, no soy peronista (lindo sí, obviamente), pero ¿les vió la caripela a los contreras?; les agarró mal la devaluación a esa gente, o una intoxicación con vinagre vencido, algo les pasó.... la carrió, la carrió!!!!, que de gordita soviética y bonachona pasó a esa cachavacha platinada y vomitadora de malos deseos. Tsunami, mínimo, la desdicha de esta gente. Algún Katrina, ¿Cristina dice usted?. No creo, usted la defiende pero no se va a presentar....
Mire, sufra por River, pero no por feo, los perucas como usted no se ven tan mal, a veces sonríen y en general hasta parecen seres humanos y cualquiera (yo no) los aguantaría como cuñados. Y si además los votan... no hay caso, este país se cae del mundo.

Moscón dijo...

Yo le daría maza a la Valeria,desde la izquierda,también por la derecha,le rompo la urna y me como el voto,vea.
Le hago una enfiestada social de putamadre,le hago.

Anónimo dijo...

A PROPOSITO, ME ACORDE DEL FEO LABRUNA... DEBE ESTAR LLORANDO ALLA ARRIBA PORQUE POR LO MENOS ACA EN MARDEL DILUVIA... PALPITO DE PRIMO; AHORA QUE SE SACARON DE ENCIMA AL AGROGARCA ALMEYDA, ZAFAN... SALUDOS.- PABLO, EL BOSTERO.-

El Mostro dijo...

Me perdí después de "No son lindos los simpatizantes kirchneristas, doña. Son feos"
Para evitar confuciones, nada mejor que un Evotest, el gran invento de Micky Vainilla, un defensor de la belleza y la pureza racial.

Yo no soy lindo pero tengo una pelada poderosa.

Ricardo dijo...

Compañera Mona: claro que la mirada es desde el otro. Es discutirle al otro el lugar en el que nos coloca, es rebelarse a la categorización.

Nosotros sabemos que somos una pinturita de lindos. ;)

Manuel: ¿vos decís embellecer un poco el bló? Je.

ram: la referencia al pasar para la "compañera" es porque luego de su incursión ¿antropológica? (je) a 678, habló de la acertada estética del programa, que ponía fotos de gente fea, tenía un decorado feo, etc.
Recordaba también esa tapa de Clarín, cuando la Ley de Medios, en la que ponen a unos grones tocando el bombo frente al Congreso.

El caso de Carrió es clarísimo: cuando era de izquierda no se peinaba ni usaba maquillaje. Estrategia Otpor mediante, se transformó en una Mirtha, una Susana de la política. Tipas que también exageran la "nueva riqueza", ¿no?

Para quienes no lo conocen y tiene sólo su perfil de blogger, certifico que usted es un tipo pintón, je. De nada. :P

Ricardo dijo...

Moscón: bueno, con ese criterio tampoco se salva Nicole Newmann. ¿No estarás proponiendo un nuevo plan para conseguir votos, vos? Rubias Tontas Para Todos.
Podría andar...

Pablo: gracias. Ojalá sea así.

Mostro: es buenísimo el Evotest, jeje.
Respecto a lo otro, bueno, ¿lo felicito? A mí no me gusta hacer alarde, por eso tenía un 306 5 puertas nomás.

Daniel dijo...

"capitalismo leninista"
vos me mandás al artículo de La Nación y mirá uno de los comentarios al pie:

"EL CAOS INSTITUCIONAL SERÁ AÚN PEOR SI GANA CRISTINA......... BANDERA ROJA COMO EN OKTUBRE DE 1917........."

Que bizarros. Que surrealismo.
Igual, hay estética en el kirchnerismo; empiezo por Florencia Peña y ni te cuento donde llego!

Ricardo dijo...

La bandera que más les jode es la de cuadros blancos y negros que ya vieron que le bajaron a la Cris cuando ellos todavía ni arrancaron, je.

Y si te referís a Flor Peña no es estética. Es ex-tética. Que va'cer.

Abrazo.

iris dijo...

En realidad ser lindo/da depende de la genética, pero permanecer en la belleza es lo que requiere dinero. No se trata sin embargo, de que el kirchnerismo carezca de mujeres lindas (Gaby Cerruti y Cristina son dos bombones) sino que a los ojos del prejuicio ser pobre es sinónimo de ser feo, malo y sucio. Entre la clase media cunde ese prejuicio... el peronismo (el kirchnerismo es su actual encarnación), como tantos movimientos populares tomó los que dicen en su contra para estigmatizarlo y lo usó como bandera: "los descamisados", "los negros de mierda", la "mierda oficialista". Es una resignificación.
Pero creo que el peronismo hace algo más que jugar con ese vuelco de significantes. Si pensamos en los actos del Bicentenario, el mural de Siqueiros, pero sobre todo, las viviendas lindas que construye la fundación de Hebe (y antes las que se construían durante el gobierno de Perón) muestran que la belleza no está reñida con lo popular. Y eso es lo que más odio genera: que la belleza no sea un privilegio de pocos...

ram dijo...

Una lástima, hablando de gente linda, que Daniel no le haya acercado la tierna foto de esas lindas personitas que puso en su post/blog, el dúo de dueños de la cadena nacional de la gente linda.
Bellísimo par de capullos, especial para los chicos que no quieran tomar la sopa.

eduardo j. dijo...

ES CIERTO!!!! Almeida es agrogarca ,cada vez que puede llora la desgraciada suerte del productor..En TyC dijo que en Europa comía carne uruguaya porque acá se hace todo mal..

Anónimo dijo...

ME DEBO ESTAR PONIENDO GRANDE, PERO AYER ME CONMOVIO VER AL NEGRO LOPEZ ASI... ES BUEN TIPO, NO COMO EL DUHALDISTA QUE HOY ESTABA COMO POLLITO MOJADO PORQUE LOS HINCHAS DE RIVER LO DEBEN HABER MALTRATADO EN ESTOS DIAS..LE PUSO UNA PARED DE GRANITO EN LOS HOMBROS CUANDO RECORDO QUE SE HABIA IDO UN PAR DE VECES AL DESCENSO...UN AMIGO....MUCHOS XENEIXES HACEMOS FUERZA PARA QUE ZAFEN... QUE GRACIA TIENE SUPERMAN SIN LEX LUTHOR, EL CORRECAMINOS SIN EL COYOTE O TOM SIN JERRY?... SALUDOS.- PABLO, EL BOSTERO.-

Ricardo dijo...

iris: sobramos los lindos en el kirchnerismo, je. A las chicas que mencionas podemos sumar varias. Yo no se cómo la compañera Di Tullio no tiene un fan club todavía. Pero quería referirme a los que mencionas después. Al pueblo peronista. Cuando los cumpas se reivindican mierda oficialista o negros de mierda, cómo decís, buscan resignificar la semántica gorila. Aunque -y perdón por la crítica- es bastante... No se, no me imagino a unos muchachos de La Bombilla (barrio fulero si los hay acá) autodenominandose negros o mierdas.

ram: ahora pasamos a verlos. Total, ya hice la digestión.

Eduardo: no quería desvirtuar el post, por eso no le comenté al amigo bostero Pablo que Almeyda, a pesar de ser de lo mejor de River desde que volvió, ayer fue de lo peor en el peor momento del equipo.

Abrazos.

Ricardo dijo...

Pablo: ¿el duhaldista es Alonso? La verdad, como futbolista era un crack, pero no se puede decir nada más. Si se quiere ir del país (cualquiera) que se vaya. No lo vamos a extrañar.

¡Abrazo!

Hilda dijo...

Sucede que los patrones de belleza fueron definidos en la época del gorilaje...
Redefinamos compañero, redefinamos...
Me encantó el cantito:
♫♫♫♫ lo' vamo' a reventá', lo' vamo' a reventá'♫♫♫♫
(como me tomé un recreo le puse música)

Ricardo dijo...

Hilda: es que tienen gente muy linda de ese lado. Uno la mira a Giudici, a Estenssoro, lo mira a Fernando Iglesias y no puede más que aceptar el darwinismo estético, je.

Anónimo dijo...

Yo no soy un kirchnerista a ultranza, pero ud. Ricardo es de los blogeros K que mejor escriben, tiene originalidad, frescura, lectura, sin embargo veo que los blogs oficialistas más populares son otros: los cuales son bastante lineales, toscos, predecibles.
En fin, creo que eso pasa porque existen lectores clarinistas a la inversa, ya le llegará el reconocimiento.

Mr Gabi

Ricardo dijo...

Oiga, le agradezco. Es una linda caricia.
Pero a no ponernos cariñosos, ¿eh? Que acá somos bien machos. ¡Machos!

Saludos, Mr Gabi.

MiTucumán dijo...

¡¡¡¡Hay cada lindos entre esos feos... y esas miradas que matan!!!

Ricardo dijo...

Epa, MiTucumán. Jeje.

elsudacarenegau dijo...

Descubrí esto recién ahora. Mejor tarde...
Una vez escribí algo al respecto (posterior, pero sin conocerlo), lo tuyo es inmejorable. Buenísimo :)

Ricardo dijo...

Gracias, don sudaca. Me hiciste recordar este post, que tenía olvidado. Justo me debe haber aparecido un granito cuando lo escribí.

Un abrazo.