lunes, 21 de marzo de 2011

Obama declaró la guerra desde Brasil


Digamos algo obvio: la visita de Obama a nuestro país hubiera sido una linda cachetada para quienes dicen -con intención de confundir a la opinión pública- que Argentina se encuentra aislada del mundo.
No malgastemos más tiempo que éste en decir que la categoría "el mundo" es un significante vacío al igual que "la gente". Se arrogan el derecho de determinar qué piensa "la gente" -o dictaminar quiénes piensan de manera correcta (y por oposición quiénes no)- y trasladan esa operación al plano internacional. El nombre "Coalición Occidental" suena muy bonito pero yo también vivo en occidente. A mí no me cuenten.

Menuda afrenta: Obama, en tierra brasileña y con Dilma Rousseff a su izquierda, advirtió a través de la prensa que "occidente", las naciones occidentales, estaban listas para desplegar una acción militar en Libia.

Obama, de haber incluído a nuestro país en su gira latinoamericana poco mágica y misteriosa, podría haber realizado esa declaración de guerra en nuestro país, con la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner un par de pasos atrás en el plano televisivo. Convengamos: si Argentina hubiera descubierto reservas petroleras como las brasileñas -o si los norteamericanos pensaran que nuestro mercado puede absorber algunas exportaciones que ayudaran a equilibrar su balanza comercial- el escenario descrito al principio del párrafo hubiera sido posible.

Dilma se vió desbordada por los acontecimientos en Medio oriente, pero demostró menos cintura que su antecesor: mientras Lula rehusó participar en el almuerzo de honor que la Cancillería brasileña organizó para agasajar al líder del "free world" -y campéon por knock out de la Corona Mundial de la "Democracia"-, Dilma tuvo que soportar que la guerra fuera declarada desde Brasilia, utilizando a la democracia brasileña como ejemplo de progreso y con ella en un segundo plano televisivo.

10 pusieron huevos y comentaron:

Pablo D dijo...

Si venía acá, teníamos a la paleoizquierda diciendo que estábamos al lado de un genocida. Y no sin razón. Mejor que no vino, yo estoy como Lula: re caliente.

Ricardo dijo...

Completamente de acuerdo.
Y creo que soy injusto con Dilma en el post. Y me parece que es calentura también.

Abrazo.

Javier dijo...

Aca yo hubiera ido con un cartel grande de Yankees Go Home

Lula estuvo muy bien rehusando participar de la afrenta a todos los brasilesros desde el imperio yankee

Yo le agradezco a Obama que no pise siquiera un isntante nuestra tierra para no infectarla de mierda y le pido que nunca de aca por unos 500 años nos visiste ningun presidente yankee ni ud ni ninguno . Go home yankees de mierda

Un abrazo

Ricardo dijo...

Javier: hace un ratito lo veía a Piñera aplaudiendo al semi grone jauaiano mientras justificaba los bombardeos.

Abrazo.

MiTucumán dijo...

Ríos de sangre no significan nada para los que tienen su economía sustentada por la industria bélica y “apoyan” militarmente a unos o a otros por cualquier escusa, siendo en realidad su único fin verdadero someter y sacan ventajas económicas/energéticas… ya lo dijo Malcolm: “para ser un capitalista hay que tener a quien chupar la sangre. Muéstrame un capitalista y le mostraré un vampiro”

MiTucumán dijo...

Y Dilma le dio el mensaje a Obama haciéndolo que apriete la mano de quien no recibirá ninguna ayuda ni apoyo para invadir a otras naciones.

Daniela Godoy dijo...

Nos ofenden con sus discursos falaces que ya no convencen a nadie, estos mandamases del "mundo" a fuerza de armas y de colonización cultural.
No queremos que vengan presidentes de corporaciones - sirvientes de corporaciones que nos desangran silenciosamente.
Queremos - y creo que hablo por más y más personas cada día- presidentes, presidentas, referentes políticos que realmente representen a sus pueblos.
Evo, Correa, Chavez...
Un abrazo

Roberto dijo...

Tengo la sensación que los medios
brasileños la están pasando por
arriba, Dilma es muy pobre al lado
de Lula, con respecto a Obama es como
decís va donde puede conseguir tajada
aca se llevaría una cachetada como
Busch, el gran pacifista invasor
no es otra cosa que Busch disfrazado
de morocho.

Sujeto dijo...

Pensar que criticaban a Michael Jackson por operarse para parecer blanco... Obama evitó las cirugías con gran éxito, al punto que ya se parece demasiado a Bush.
Abrazo

Ricardo dijo...

MiTucumán: acertada cita la de Malcom X.
Las necesidades imperiales de los EE.UU. no pueden seguir prevaleciendo por encima del valor de la vida humana.

Daniela: me sumo a tu pedido. Ya hablaste y hablamos en tu blog de la importancia de este proceso latinoamericano y de la importancia de organismos nuevos como la Unasur.

Roberto, Sujeto: hay varias imágenes que trazan ese paralelo. Acá tienen dos:

http://scottystarnes.files.wordpress.com/2010/07/bush-obama.jpg
http://lahistoriadeldia.files.wordpress.com/2009/10/obama-bush.jpg

Abrazos.