martes, 29 de marzo de 2011

La revolución será twitteada


Estos son revolucionarios, carajo, y no peleles como los de antes.
Ah, la juventú maraviyosa...

7 pusieron huevos y comentaron:

ElOtroCampo dijo...

Hablan de Chubut, no?

Ricardo dijo...

O del faso.
No sé bien, la verdad...

Niño Errante dijo...

Parece que los defraudó Gran Hermano.
¡Qué lo parió!
Cordialmente,
Yo.

Ricardo dijo...

Sí, #GH2011 les dijo: "¡Síganme, no los voy a defraudar!" y ahora todos están haciendo la rebolúcion apretando el botoncito de unfollow, je.

Roberto dijo...

Perdonen mi longevidad anticibernética,
pero a mi el twit no me termina de
convencer como herramienta social,
más bien es una descarga hacia otro
semejante, por un semejante que no
se anima a decirlo en la cara del
semejante, entendieron semejante
pavada... y, tomo un vino y doy
semejante espectáculo hacia los
semejantes. Hic, hic... mejor me
voy a dormir una siesta.

Cané dijo...

El twitter es un combustible verborragico muy dificil de manejar, yo no creo que las 24 hs de mi día sean dignas de compartir. Tampoco creo que la primera formulación de un pensamiento merezca ser leida Y mucho menos que todo eso entre 150 caracteres.

Aguante el blog loco!

Ricardo dijo...

Roberto, Cané: yo me resistía al twitter como me resisto al Facebook. Pero sin embargo Aldo Jarma me convenció. El twitter demostró su importancia cuando el intento fallido de Golpe en Ecuador. En lo del pajarito podías acceder más rápido a la información que a través de los portales de noticia.
Sólo por eso (y para promocionar el blog, je) me saqué una cuenta.

Abrazos.