viernes, 11 de marzo de 2011

Microclimas


La discusión politizada no es todavía -y quizás nunca llegue a ser- uno de los tópicos más importantes hacia el interior de los distintos grupos que conforman la sociedad. Si bien podemos decir que la política ha vuelto a ser tema de debate social, se da por lo general dentro de algunos círculos más o menos cerrados. Microclimas.

Somos constantemente bombardeados con información que poco significa si no pudimos acceder al prólogo o a una lectura rápida de la contratapa del Manual Kapeluz de Introducción a la Política. No contamos, muchas veces, con el marco referencial de la noticia. Para interesarnos en el precio del tomate -más allá del escándalo que significa que incida tanto en el costo de la ensalada con la que vas a acompañar las milanesas para todos- se requiere algún grado de formación previa. La política agropecuaria, el precio internacional de las commodities, climatología 101, abrir de vez en cuando un diario y no sólo mirar sus titulares en el kiosco. Son cuestiones que escapan a muchos cristianos, musulmanes, judíos y ateos -pero no a los menonitas- por el simple hecho de que uno se despierta, se pega una ducha -cuando es limpito- y corre para llegar al laburo/facultad. Luego vuelve o no a comer a casa. Regresa al trabajo. Se putea con un compañero. A la noche se arrastra hasta eso que llama hogar dulce hogar. Boludea un rato o charla con la mujer o un amigo. O se pelea con la novia por no responderle los mensajitos. O juega un rato con los nenes, ve tele, hace cuentas para pagarle al gasista el arreglo del calefón, saca la basura, destapa una cerveza, se sienta en la compu o -si es el colmo de limpito- se baña nuevamente antes de acostarse a dormir.

Informarse, en cambio, es un trabajo. Lleva tiempo. Requiere esfuerzo por parte del sujeto.

Ayer me preguntó una amiga que sabe que me interesa "eso de la política y todo eso": ¿tiene chances Macri? La cara de sorpresa que puse me avergonzó. No suelo hablar de política con ella sino más bien de asuntos triviales y cotidianos. Mi asombro tuvo que ver con suposiciones personales: uno piensa -equivocadamente- que alguien medianamente informado sabe que Macri es un tipo poco educado y su carrera puro marketing político. Bueno, ella no sabe eso. Y no sólo me pregunta si tiene oportunidad sino que también me pregunta qué tal es: "¿qué tal es?". ¿Macri? -digo tontamente- ¿como gobernante me decís?. "Si, como gobernante". Bueno, bastante pelotudo, le digo. Y comienzo a balbucear algunas frases inconexas que tienen que ver con la no gestión del hijo de Franco. Ahora es su cara de sorpresa la que me sorprende. Ella suponía que Mauricio era un empresario exitoso. Y suponía también que Alfonsín no era capaz de meter la pata como la metió, imitando a Cristina de manera poco más que condescendiente y machista. "¿En serio hizo eso Alfonsín?". Si. "Que pelotudo", me dice enojada. Si. Y ojo, que ella es una chica inteligente, sólo que preocupada por su facultad, su familia, sus amigas y en conseguir un novio o un laburo, lo que venga primero. No mira TN ni compra Página/12. No lee blogs, lee a Freud.

"¿Gana Cristina las elecciones?", me pregunta. Supongo que sí. Quiero creer que sí, le respondo. En primera o en segunda, creo que gana. "¿Pero se presenta, ya es seguro?". Sí, creo que sí. No creo que no se presente. "Ah, está bien", me dice. Y toma otro sorbo de la bombilla. Ya hay que cambiar la yerba y se acabaron las tortillas. No es una tragedia, pero jode.

17 pusieron huevos y comentaron:

Barullo dijo...

Sí, sin dudas jode que a esta altura del siglo todavía se lea a Freud :-)

Más en serio: para los que apenas junamos algo de política... ¿cuéles serían los primeros libros buenos para iniciarse en el tema, aparte de la contratapa del Manual Kapelusz. La última vez que pregunté eso me mandaron a leer "De la guerra" de Klausewitz.

Unfor dijo...

Idiotas,
llamaban los griegos a quienes no se ocupaban de la política.

Perdón por el exabrupto pero es un dato...

nilda dijo...

Leer a Freud abre, sin dudas la cabeza, y tambien habla de politica, yo diria todo el tiempo habla de politica: dice "dos masas artificiales, la iglesia y el ejercito" y desnuda por que concentran poder. Lo malo de Freud es que el psicoanalisis es pesimista frente a los que pueden creer en la bondad innata de los hombres. O en la bondad como destino. Si hubo tantos psicoanalistas desaparecidos y exiliados no es porque la lectura de Freud haya sido anonadacabezas.
Es muy dificil estar informados, y es muy facil vivir en un microclima y ademas hay tipos hiperinformados que son boludos en todo aquello que no sea la circulacion de la informacion. Ademas ¿no vieron ese youtube tan gracioso de capusotto del bar de los hiperinformados?http://www.youtube.com/watch?v=nEh1t2voW00
yo te entiendo ricardo, yo ni estoy informada ni dejo de estarlo, hibridamente, freudianamente ando en el borde.
un cariño.

Javier dijo...

No se dice en esos casos que las personas luego constituyen el grupo de idiotaz útiles ? La situación idea es cuando logran que la mayor parte de la poblacion cree que hay una clase politica que casusa todos sus males como hicieron en los 90 y fue el paraíso de los grupos economicos sin control alguno

Como decia Unfor :

Idiota es una palabra derivada del griego ἰδιώτης, idiōtēs, de ἴδιος, idios (privado, uno mismo). Empezó usándose para un ciudadano privado y egoísta que no se preocupaba de los asuntos públicos. ( Wikipedia)

Un abrazo

Niño Errante dijo...

¿Libros para leer? En principio, todo historia. Si es posible Scalabrini, Jauretche, etc. Te va a indignar un poco, pero bueh.
La gente pretende aislar de la política porque "todos son iguales" y "a este país no lo arregla nadie". De eso se aprovechan los derechosos, de la búsqueda de comodidad del argentino-medio.
Cordialmente,
Yo.

MiTucuman dijo...

…desde chicos ya les meten en la cabeza “la virtud de la ignorancia” (y los medios hacen mucho en esto)… Dolina lo explica de forma genial, les dejo el link por si tienen 8 min (o 16 para verlo de nuevo) http://www.youtube.com/watch?v=DkZUAXquTEs&feature=relmfu

Ricardo dijo...

Barullo: mire que "El malestar en la cultura" es un gran texto, ¿eh?
No sé si Clausewitz es un buen comienzo. Para los que piensan que la política es sucia y desprolija (Pappo) "Política para Amador" de Savater es un buen libro. Pero es para chicos más o menos chicos.
Si le interesa, busque por el lado que dice Niño Errante. A mí me gustó mucho "La sangre derramada", de Feinmann, que mezcla política e historia.

Unfor: ah, pero los griegos pateaban los penales con las dos gambas, ¿eh?
Es cierto que quien no se interese mínimamente en política es carne de cañón de los intereses dominantes. Por suerte están los blogueros ultradianacontistas como nosotros, je. ;P

Nilda: Yo leí algunas cosas de Freud. Otras me las explica mi esposa mientras pongo cara de inteligente y asiento con la cabeza.
Pero el tipo me parece brillante, aún en la prosa. Y me pasa que concuerdo con casi todo lo que escribió, excepto con sus conceptos un poco machistas. Es que yo soy de la línea de Musidora: el kirchnerismo troskofeminista.

(sigo...)

Ricardo dijo...

Javier: gracias por el desasne.
Sí, es como decís. Pero yo prefiero no llamarlos idiotas. Por varias razones: algunos amigos y amigas se enojarían mucho y algunos parientes me retirarían el saludo, je.
Y gracias a los últimos años, está cambiando un poco ese concepto de que la política per se es mala, tan noventista, ¿no?
Pero bueh, la realidad indica que Macri gana en la CABA y De Narváez saca el 20 y pico % en la PBA. Entonces, falta mucho.

Niño Errante: talcualmente. (?)
Pasa que también fuimos educados a sangre y muerte en el "no te metás", ¿no?
Los golpes cívico militares -ah, como se pondría de contenta Cristina- siempre cabalgaron en esa creencia, de que la política es mala porque los políticos son unas basuras.

MiTucumán: he escuchado decir con convicción que la ignorancia hace la felicidad. Dan ganas de meterles un chirlo, vea oiga.
Gracias por la recomendación -y a Nilda también-: voy a ver los videos.

Abrazos pa' tuitos.

profquesada dijo...

Como siempre planteas temas y preguntas interesantes que te llevan a reflexionar. Muy bueno lo del término "idiota", y el aporte culto de unfor y javier. Si en la Atenas de Pericles necesitaron del término es porque el fenómeno que le preocupa a Ricardo no es nuevo. Aquí a comienzos de la segunda mitad de la década del sesenta había muy pocos jóvenes interesados en la política, la mayoría "militaba" en el club del clan o cosa parecida o, cultivaba la nouvelle vage en el Lorca, el Lorraine, etc. Algunos, menos, discutían de política en La Paz, pero no de política local sino de textos políticos. Algunos, aún menos, no discutían sino que militaban, con los curas el tercer mundo en las villas o preguntándose cómo se podían repetir aquí las experiencias de la revolución cubana. Otros, en esta línea, venían de la tradición y las experiencias de la Resistencia Peronista actualizadas en métodos pero no en cuanto a su objetivo que era la vuelta del General y de la Patria Peronista. Como sabés, con sus más y sus menos, no es mi intención hacer una crítica, lo que eran pequeños grupos fueron confluyendo con grandes movimientos sociales liderados en particular por los trabajadores y de unos pocos se transformaron en una marea que arrasó con las pretensiones de la clase oligárquica de perpetuarse en el poder por mil años. Los tiempos han cambiado, al parecer, aunque dudo que sea para siempre porque eso no existe, los poderes se han dado cuenta que es más seguro, barato y eficaz, dominar mediante el laburo psi de las conciencias, estilo Big Brother. Esa es la importancia de los medios masivos de comunicación, estimular la inmediatez, la falta de memoria, borrar el testimonio, en suma producir y reproducir "idiotas". De allí se sigue que la lucha por la palabra, la lucha comunicacional es la nueva forma que adopta la lucha armada en la defensa de la democracia peronista. Obras y justicia social desde el gobierno y comunicación popular desde las bases. Claro, ni las batallas ni los triunfos parecerán tan espectaculares o heroicos. Pero, ojo, lo que se trata, por ahora, es de evitar una derrota y de consolidar el poder que se tiene. ¡Por la Patria Peronista!

profquesada dijo...

Me quedé pensando en el tema de los libros. La política no se aprende en ellos, se aprende militando de la forma que sea, defendiendo una causa que uno considera justa. De los libros se saca información, se descubren nuevas y contradictorias formas de encarar un problema o una respuesta. Nunca recetas. Por ello creo que para el que le interese este tema es mejor empezar siempre por las fuentes del pensamiento político y no por sus comentaristas y claro, allí está Carlos Marx y, en otro aspecto, está Freud. Ambos no son fáciles de leer y requieren cierta formación previa y vocación. Yo diría que Scalabrini Ortiz, Jauretche y, sobre todo, John William Cooke, son lecturas imprescindibles. Pero sobre todo, confíen en sus intuiciones y en la propia capacidad para pensar que bien queda reflejada en este blog y en otros, que me parece mucho más que interesante. Es la humilde opinión de tipo algo viejo y que ha leído y reflexionado un poco en estos muchos años.

Ricardo dijo...

Profe: gracias por el aporte histórico y de formación política.

Sí, creo que todos los que andamos leyendo blogs en algún momento sentimos en las tripas que una parte importante de la batalla cultural es ahora comunicacional.

Vimos que antes que el horror del estado totalitario y policial que imaginó Orwell tenemos el soporífero estado en el que el placer mata a la razón que imaginó Huxley y que tiene en los medios masivo a su arma más importante.

Por ahí tengo un post que dice que ya en la década del '30 habían blogueros K, je.

Un abrazo.

profquesada dijo...

He leído tu magnífico post sobre los blogeros del ´30. Es fantástico, actual y oportuno. sin esa lucha por las ideas y la palabra nunca se habría roto la hegemonía del pensamiento único: el de la Argentina como parte menor y subsidiaria del imperio británico.
Hoy son, en apariencia, otros los discursos dominantes pero sus propuestas son las mismas, solo que adaptadas al discurso único y global. Basta mirar como la europa "progresista" elige resolver los problemas que su sumisión a la globalización del capitalismo financiero le ha provocado. Lo "resuelve", con más sumisión, abandonando los restos de democracia social que le quedaban. Aquí, en nuestra tierra la propuesta del poder económico-financiero y mediático es la misma de siempre: la restauración. Volver atrás las conquistas logradas por este gobierno a contracorriente. Nuestra respuesta debe ser la de los defensores de la Madrid libertaria: No Pasarán.

HUINCA dijo...

Buenas tocayo. Un poco tarde, lo sé, pero se hace lo que se puede. La verdad es que contra lo que les pasa a algunos amigos,leí su relato casi con alivio. Uno no debe pretender que a todo el mundo le interese la política, por suerte hay gente a la cual le interesan otras cosas. Lo que me reconfortó justamente es que preguntara; en el 2008 personas con ese perfil caceroleaban indignadas. Y debemos conseguir el voto -la confianza- para que esas personas apoyen a Cristina en octubre. Porque esas personas son mayoría, acá y en cualquier parte del mundo, y son las que deciden los resultados electorales. Es la oportunidad para explicarse, para mostrar hechos; eso que el monopolio nos impidió hacer desde siempre. No se debe insultar a esas personas. Y Barullo, "sin duda" (¡nada menos!) "jode que a esta altura del siglo se lea a Freud", qué quiere que le diga... Es como criticar a Galileo, o a Platón... Porque no me va a decir que ellos no se equivocaron en algunas cosas. Y no se ha dejado de leer a Platón, a Aristóteles, a Kant. Yo, la verdad, no he leído a ninguno de ellos (ayer mismo cayó en mis manos la crítica de la razón pura, y tal vez le eche una ojeada) porque la filosofía como lectura no es algo que me atraiga demasiado, y casi lo considero como una pérdida. Leer está bien siempre, y tenemos la suerte de ser uno de los pueblos más lectores del mundo, y esto no es fanfarronería argentina, es un hecho comprobable en la cantidad de librerías que hay por habitante, de librerías de libros usados (ése es un indicador demoledor, no son producto del marketing sino que viven de lectores en estado puro) de libros publicados, de editoriales,de bibliotecas, de experiencias vividas por haber vivido afuera y por el testimonio de muchos extranjeros que vienen y lo ven.
Y Freud está bien. ¡No tienen que leer a Majul o a Aguinis!!!

Abrazo a todos
Rick

Ricardo dijo...

Profe: ahora algunos opositores quieren cambiar el discurso y hacer pos-kirchnerismo. Es tarde. Lamentablemente -para ellos- en los peores momentos del oficialismo, mostraron que lo que ofrecían era la negación del kirchnerismo y la vuelta atrás. Es poco, ofrecer el pasado como futuro.

Rick: te agradezco la fina lectura. Leíste más allá de lo que pude escribir y expresaste mucho mejor que yo lo que describí como una sensación.
Está abierto el camino para que esos que caceroleaban puedan votar al kirchnerismo.

Me hizo acordar a un chiste -y no sé si ya lo escribí aquí-. Es algo así:

Un nene, en una esquina, con una caja de cartón con seis gatitos. Pasa un tipo y lo escucha gritar:
- ¡Gatitos recién nacidos! ¡Lleven sus gatitos macristas! ¡Lindos los gatitos del PRO! ¡Llevalos, llevate!

A la semana, el mismo tipo pasa por la misma esquina y está el mismo nene sólo que ahora con tres gatitos:
- ¡Lleve sus gatitos kirchneristas! ¡Lindos los gatitos cristinistas! ¡Lleven sus gatitos nacanpop!

-Pero, nene -le pregunta el tipo- la semana pasada decías que los gatitos eran macristas. ¿Por qué decís ahora que son kirchneristas?
- ¡Porque ya abrieron los ojos, señor! ¡Lleven sus gatitos oficialistas!

Abrazos.

HUINCA dijo...

extraordinario!!! voy a empezar a contarlo ya mismo!
un abrazo querido
Rick

HUINCA dijo...

Se me pasó una cosa: ¡el relato es muy bueno!

Ricardo dijo...

Gracias, tocayo.